Imagen del último partido de liga entre el Villareal y el Athletic de Bilbao.

Imagen del último partido de liga entre el Villareal y el Athletic de Bilbao.

Empresas TELECOMUNICACIONES

La CNMC rechaza las cautelares de Vodafone para frenar las ofertas de fútbol de Movistar

Sigue la guerra entre las dos principales operadoras de telecomunicaciones que operan en España. Según ha confirmado EL ESPAÑOL, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha rechazado aplicar las medidas cautelares solicitadas por Vodafone en junio para que paralizara la comercialización de los paquetes convergentes del fútbol de Telefónica, al considerar esta operadora estaba regalando contenidos “aprovechando su dominio en el mercado audiovisual”.

Una situación que, sin embargo, no ha frenado las arremetidas de Vodafone que ha vuelto a denunciar hace unos días ante el regulador la política diferenciada de precios de O2, la segunda marca de Movistar. En menos de un mes, Vodafone ha denunciado dos veces a Telefónica -una situación nunca vista en el sector- por dos aspectos diferentes de la guerra comercial que viven las telecos en los últimos meses.

De esta manera, la británica eleva la temperatura de una batalla en la que se han ofertado las promociones más agresivas de las compañías conocidas en muchos años y en todos los ámbitos: productos convergentes, móviles y ofertas de televisión. Una batalla que ha llegado a las puertas de la CNMC, organismo que ya ha movido ficha en la primera de las denuncias.

Pese a las cautelares, la investigación sigue

Según ha podido confirmar este diario con fuentes del mercado, la CNMC ha rechazado estas cautelares solicitadas por las ofertas del fútbol, pero sigue investigando el fondo del asunto. El operador británico denunció dos comportamientos: el primero es la promoción Fusión+ que incluía 100 megas, teléfono fijo, dos líneas móviles y televisión con fútbol gratis hasta 2019, según Vodafone “regalando contenidos".

También denunciaron ofertas no definidas y no disponibles para público en general, ofrecidas telefónicamente a clientes Vodafone para que se pasasen a Telefónica. El objetivo de Vodafone esta que se paralizara la comercialización de estas ofertas durante los meses de agosto y septiembre, los de mayor movimiento de portabilidades generadas por el comienzo de los campeonatos del fútbol, algo que finalmente no se ha producido.

De hecho, Movistar ya ha cambiado sus paquetes de fútbol con nuevos precios, por lo que desde el mercado se asume que la decisión de rechazar las cautelares ya no tiene ningún efecto práctico en el mercado. Sí lo tendrá, advierten, el fallo sobre el fondo de las denuncias: los paquetes que buscan mantener la posición de dominio, y las ofertas personalizadas para clientes de Vodafone que "buscan arrebatar clientes", según ha denunciado la operadora.

Nueva batalla por O2

Recordemos que Orange y Movistar ofertan la Champions League y para rentabilizar estos contenidos han decidido adaptar sus productos al fútbol. Sin Champions, Vodafone se ha defendido apostando por su paquete de Televisión con Cine y Series.

Con todo, la batalla entre Vodafone y Telefónica en la CNMC tiene para largo. Hace unos días la británica denunció a Movistar por las ofertas diferenciadas de precios de O2, su segunda marca comercial, según ha informado Expansión y ha confirmado este diario. La teleco roja denunció la política de dobles precios en función de la situación geográfica implantada por O2, uno para mercados regulados y otro para desrregulados.

De esta manera, la tarifa convergente de O2, que incluye llamadas ilimitadas desde el móvil, 20 GB de datos y 100 Mbps de fibra, tiene un precio de 45 euros para las 66 ciudades que la CNMC define como competitivas o libres y de 58 euros para el resto, consideradas reguladas. Para blindar a los que pagan más, O2 ha establecido el pago de una compensación de hasta 220 euros cuando los clientes pasen a estar incluidos en la zona considerada libre.

"Vulneración normativa"

Para Vodafone estamos ante publicidad engañosa y una discriminación abusiva en precios, una figura que vulnera la regulación sectorial. La operadora también se queja de la política de compensaciones al que califica de "flagrante vulneración de la normativa". La británica denuncia ante la CNMC que estamos ante una estrategia para establecer el precio más bajo a los clientes regulados y así evitar la bajada del precio mayorista que debería realizar si equipara los precios.

Frente a esta situación, desde Telefónica han indicado a este periódico que en ningún caso Telefónica tiene previsto el regularizar a la baja con carácter retroactivo, las cuotas mensuales de los productos convergentes marca O2 que comercializa a clientes en la zona no regulada pues los precios que se han comunicado a CNMC y a los propios clientes son definitivos.

Precios replicables por otras operadoras

También indican que “el precio en la zona competitiva dicho precio no sólo es fácilmente replicable por otros competidores sino que está siendo ampliamente mejorado de forma sistemática en las ofertas comerciales y promociones que están siendo lanzadas, entre otras, por parte de algunas de las marcas del Grupo MásMóvil, así como del propio Grupo Vodafone”.

Finalmente indican que "en modo alguno" existe discriminación abusiva alguna en términos de precios en la comercialización de los productos O2 actualmente lanzados en zona competitiva y regulada y, en consecuencia, tampoco ningún incumplimiento por parte de Telefónica de las obligaciones impuestas por la regulación aplicable.