José Manuel Lara García-Píriz, ex consejero delegado de Planeta.

José Manuel Lara García-Píriz, ex consejero delegado de Planeta. Efe

Empresas INVERSIONES

Planeta: los Lara liquidan Hemisferio, su histórica patrimonial, y pierden 400 millones

Noticias relacionadas

Nuevo varapalo para Planeta y para la Familia Lara, los dueños de la editora de Atresmedia, La Razón y un puñado de editoriales de libros. Inversiones Hemisferio, el vehículo que articula toda la inversión de las cuatro ramas de la familia se encuentra en proceso de liquidación, lo que en unos meses desembocará en el cierre de la sociedad, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL.

Esto significa que la familia perderá al menos 400 millones de euros, el equivalente a los activos computados en los libros de la sociedad al momento de su cierre. Esta liquidación se ha puesto en marcha después de que la patrimonial realizase un duro proceso de ajustes y de ventas para saldar su deuda de más de 700 millones de euros y tras esquivar in extremis el concurso de acreedores al que se vio abocada a comienzos de este año.

En un año Hemisferio ha caído al precipicio tras veinte años administrando el patrimonio de la familia, uno de los más significativos de la burguesía catalana. Unos bienes entre los que el principal activo sigue siendo Planeta, controlada -al igual que Hemisferio- en partes iguales por los hijos del fundador, José Manuel Lara Hernández: Inés y Maribel Lara Bosch y los herederos de José Manuel y Fernando, ya fallecidos. Las hermanas tienen un 24% del capital cada una y los herederos de los hermanos suman otro 52% a partes iguales.

Deuda de 700 millones

En menos de seis meses la sociedad patrimonial ha vendido la sede histórica de Planeta en la Avenida Diagonal de Barcelona -propiedad de los Lara-, ha entregado sus acciones del Banco Sabadell a la propia entidad bancaria y ha vendido la editorial francesa Editis. Y, todo ello, en medio de una lucha fraticida entre las ramas de la familia que se agudizó tras la salida de José Manuel Lara García como consejero delegado de Planeta en febrero de este año y que continúa con la liquidación de la sociedad en la que compartían sus inversiones.

Al cierre de 2016 -últimas cuentas presentadas al Registro Mercantil-, Inversiones Hemisferio presentó una deuda total de 688,7 millones (295,9 a corto plazo y 392,8 a largo plazo), aunque las fuentes consultadas indican que esta cifra habría crecido hasta los 700 millones al final de 2017.

Esta deuda se ha generado casi exclusivamente por la ruinosa inversión de Hemisferio en el Banco Sabadell. En 2007 la Familia Lara afloró el 5,1% del banco, donde llegó a ser el segundo inversor tras invertir unos 347 millones por el 3,1% de la entidad. En el sector financiero se calcula que la inversión total habría sido de unos 680 millones. En las últimas cuentas el grupo valoraba su inversión en el banco en solo 264,2 millones, tras registrar un deterioro de 186 millones de euros por esta inversión en los cursos 2015 y 2016.

Soluciones de emergencia

En total, hablamos de unas pérdidas aproximadas de 430 millones de euros en todos estos años de inversión. Paradójicamente, Inversiones Hemisferio se ha ido endeudando con el propio Sabadell -su principal acreedor- para mantener su inversión, lo que terminó por estallar en 2017 tras cerrar el curso con importantes desequilibrios financieros y en riesgo de suspensión de pagos.

Para solventar esta situación, a finales de mayo Sabadell acordó con los Lara comprar el edificio de la Diagonal en 160 millones de euros, el máximo permitido por los reguladores. No obstante, no se llegó a acuerdo y fue finalmente el fondo Blackstone quien se hizo con el inmueble por 210 millones de euros. Paralelamente se entregaron las acciones que mantenían del banco por un valor de otros 200 millones de euros.

Cierre ordenado

El último movimiento se produjo en julio con el acuerdo de venta de Editis, participada por Planeta. En total, se acordó el traspaso a Vivendi por 900 millones de euros, de los cuales los Lara han ingresado otros 200 millones por su parte en la editorial francesa . En total, han recaudado 610 millones entre estas tres operaciones que han sido destinados íntegramente a pagar la deuda.

Una operación en la que el Sabadell ha perdido unos 80 millones de euros, equivalentes a la quita que han realizado a Hemisferio por la deuda contraída. Un montante que ha condonado para que la patrimonial pudiese cancelar toda su deuda, requisito imprescindible para empezar los trámites del actual proceso de cierre ordenado que desembocará en los próximos meses en la liquidación formal de la sociedad.