Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair

Huelga de los trabajadores de cabina en Ryanair Jorge Barreno Madrid

Empresas AEROLÍNEAS

Ryanair: la plantilla sigue en guerra pese al acuerdo con los pilotos italianos

Ryanair hacía público este martes un acuerdo con el sindicatos de pilotos en Italia para poner fin a las hostilidades en el país transalpino. En el marco de un nuevo convenio colectivo la compañía se comprometía a realizar aportaciones a los fondos de pensiones y de mejorar su asistencia sanitaria, aunque todavía sin someterse totalmente a las leyes italianas.

Un acuerdo que fue vendido por la aerolínea irlandesa como el comienzo del fin del conflicto con su plantilla que este verano le ha costado varias jornadas de movilizaciones en los principales países de Europa en los que opera. Según las últimas estimaciones de Airhelp, Ryanair podría pagar una compensación total de 33 millones de euros a los 120.000 pasajeros afectados por los nueve días de huelga de su personal durante el mes de julio.

No obstante, la brecha con sus empleados está lejos de cerrarse, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes de la representación de los trabajadores en España. En primer lugar, el acuerdo alcanzado en Italia solo afecta a los pilotos de la Asociación Nacional y Profesional de Aviación Civil (ANPAC), quienes siempre han sido los más proclives a aceptar las propuestas de la empresa, según las mismas fuentes consultadas.

El 20% de la plantilla

ANPAC solo representa a unos 300 pilotos italianos, sólo el 20% de la plantilla total de la compañía en este país. De hecho, el sindicato que convocó las huelgas de julio fue UIL (de los tripulantes de cabina) que sigue manteniendo bloqueado el conflicto y las movilizaciones pactadas con el resto de sindicatos europeos. El acuerdo alcanzado el martes tampoco incluye a Fit CISL y ANPAV, que también representan a los tripulantes de cabina (TCP) de este país.

Ryanair también ha recordado su principio de acuerdo con el sindicato Forsa irlandés, que representa a los pilotos con base en Irlanda, aún pendiente de su ratificación en asamblea por los trabajadores. En este caso, el acuerdo tampoco incluye a los sindicatos mayoritarios y en especial al IALPA, la asociación de pilotos irlandeses, que convocó las huelgas en julio.

De esta manera, todo el calendario de movilizaciones sigue adelante con posibilidad de reeditar una nueva huelga europea en septiembre u octubre. Según han contando a este diario los sindicatos, Ryanair sigue sin cumplir la principal demanda de los trabajadores, que es someterse a la legislación laboral de cada país en el que contratan a su plantilla.

Agencias de contratación

Para Gustavo Silva, Secretario General de la Sección Sindical de USO-Ryanair  "la ley española es muy clara al respecto y queremos que se ajusten a ella: que haya contratos españoles y todo lo que en materia laboral significa; que haya elecciones sindicales, que podamos elegir a nuestros representantes y sean ellos quienes negocien y refrenden un convenio colectivo".

Y agrega que "en Lisboa fuimos muy claros en las cinco líneas rojas que acordamos y pasan principalmente por ceñirse a la legislación laboral de cada país y por terminar con las dobles y triples escalas de condiciones laborales, eliminando las agencias de contratación temporal de la propia Ryanair", indica.

Reunión en Europa 

El 5 de septiembre, USO, Sictpla y los representantes de Ryanair están citados por la Dirección General de Trabajo en Madrid para una nueva mediación, después de que el último intento, el 1 de agosto, finalizase sin ningún acuerdo y desde Trabajo se diese agosto por inhábil.

Al mismo tiempo, los representantes de USO Sector Aéreo se reunirán el próximo viernes 7 de septiembre en Roma con los cuatro sindicatos convocantes de las huelgas del 25 y 26 de julio en Ryanair para analizar el resultado de las dos jornadas de paro y la evolución de las movilizaciones de otros colectivos y países durante estas semanas.

“A la reunión de Roma acudirán sindicatos de todos los países donde Ryanair opera y de todos los colectivos que quieran participar en acciones conjuntas. Durante las próximas semanas, se seguirá en conversaciones dirigidas a una huelga global en la compañía”, indica Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo.

Se preparan nuevas huelgas

¿Nuevas huelgas? En USO no las descartan y advierten de que pese a los acuerdos con pilotos los aviones no pueden despegar sin tripulación de cabina. Indican que en el informe del primer trimestre a sus accionistas los dirigentes de Ryanair destacaban que, a pesar de las pérdidas por las huelgas, resulta más rentable asumirlas que hacer concesiones a las demandas de los trabajadores.