La sede de ACS, en una imagen de archivo.

La sede de ACS, en una imagen de archivo. EFE

Empresas

ACS logra 1.100M para financiar el tren del aeropuerto de Los Ángeles

  • El grupo de empresas que lideran el grupo de construcción y su filial alemana Hochtief ha colocado un bono a largo plazo.
  • El proyecto incluye el diseño, financiación, construcción y operación del sistema de transporte automatizado de pasajeros por tren en el aeropuerto internacional de Los Ángeles durante 30 años.

El consorcio liderado por ACS y Hochtief ha logrado el cierre financiero para la concesión en Estados Unidos del proyecto ferroviario de modernización del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles

El grupo de empresas que lideran la española ACS y su filial ha colocado con éxito un bono a largo plazo por 1.300 millones de dólares (1.100 millones de euros), exento de pago de impuestos para los bonistas en el mercado estadounidense. La emisión estuvo sobresuscrita casi siete veces, ha indicado el grupo constructor en un comunicado.

El pasado mes de enero, el grupo de empresas que lideran ACS y Hochtieff fue seleccionado como "consorcio recomendado" para la adjudicación de un proyecto de colaboración público-privada que incluye el diseño, financiación, construcción y operación durante 30 años de un sistema de transporte automatizado de pasajeros por tren. El acuerdo comercial se firmó el pasado mes de abril.

La vía, de unos 3,6 kilómetros y que se construirá a entre 15 y 20 metros de altura, tendrá seis paradas que conectarán los nuevos edificios de aparcamiento de coches de alquiler y las estaciones de tren ligero de la ciudad, con las terminales aeroportuarias. 

El proyecto tiene un precio de construcción de 1.950 millones de dólares, unos 1.570 millones de euros, e incluye el suministro de 44 vehículos Bombardier APM. El consorcio será también responsable de la construcción de un local de almacenamiento y mantenimiento de los trenes que tendrá una superficie de 7.000 metros cuadrados. Según ACS, ya se han iniciado los primeros trabajos de diseño y se espera que la construcción esté lista a principios de 2023.

El Grupo ACS participa en el proyecto a través de sus subsidiarias ACS Infrastructure Development (Iridium) y HOCHTIEF PPP Solutions, teniendo cada compañía un 18% de interés en la concesionaria (Grupo ACS 36%) y un 12,5% en la operadora (Grupo ACS 25%).

Dragados USA y Flatiron, tiene cada uno 20% en la UTE constructora (Grupo ACS 40%). El consorcio también incluye la constructora americana, Fluor, la constructora británica Balfour Beatty, y Bombardier.

Estructura financiera

El tramo de bono tiene un valor aproximado de 1.300 millones de dólares (1.100 millones de euros) y ha sido colocado por Bank of America Merrill Lynch, Citigroup, and Ramírez & Co. Adicionalmente, se ha estructurado un tramo bancario de aproximadamente 269 millones de dólares (228 millones de euros) con cinco bancos: CIBC, Mizuho, SMBC, Korea Development Bank y TD Bank.

Los cinco socios inyectarán un capital de unos 103 millones de dólares (87 millones de euros) al final de la construcción. Por su parte, el aeropuerto de Los Ángeles realizará una serie de pagos de unos 1.000 millones de dólares (850 millones de euros) durante la construcción y, adicionalmente, pagos por disponibilidad sujetos a deducciones durante el tiempo que dure la concesión. El valor total de estos pagos en los 30 años de acuerdo ascenderá a 4.900 millones de dólares (4.154 millones de euros).