Howard Schultz, presidente de Starbucks.

Howard Schultz, presidente de Starbucks.

Empresas

Howard Schultz abandonará la presidencia de Starbucks

  • Se rumorea que podría tratar de ser candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos. 
  • Fue el responsable de la refundación de la compañia y convertirla en un gigante mundial del café. 

Howard Schultz, el empresario estadounidense responsable de convertir una pequeña cadena de cafeterías de Seattle en un imperio del café y una de las marcas más reconocidas a nivel mundial, dejará la presidencia ejecutiva de Starbucks el próximo 26 de junio, cuando pasará a ser "presidente emérito" de la compañía a la que se incorporó en 1982, según anunció la empresa.

Schultz, de 64 años, quien abandonó la gestión diaria de Starbucks en diciembre de 2016, cuando fue relevado como consejero delegado de la compañía por Kevin Johnson, ha expresado su interés en participar en la vida pública estadounidense y su nombre ha sido señalado en los últimos tiempos como potencial candidato demócrata a las presidenciales de EEUU.

En declaraciones a 'The New York Times', recogidas por Europa Press, el empresario ha reconocido que una de las cosas que quiere hacer en este nuevo capítulo de su vida es ver si existe un papel desde el que poder devolver cosas a la sociedad. "No estoy seguro exactamente de lo que eso significa", ha añadido.

¿Presidente? 

Al ser cuestionado directamente por sus opciones de ser candidato a la Casa Blanca en el futuro, Schultz no ha cerrado la puerta a ninguna posibilidad "Quiero pensar en un rango de opciones y eso podría incluir el servicio público", ha señalado el empresario.

Starbucks ha destacado que en sus casi cuarenta años en la compañía como consejero delegado y presidente Schultz convirtió una pequeña cadena de once cafeterías en una multinacional con más de 28.000 establecimientos repartidos en 77 países.

"Bajo el liderazgo de Schultz, Starbucks ha registrado una revalorización de sus acciones del 21.000% desde su salida a Bolsa en 1992", ha añadido la empresa.

Un adiós que llega en plena reinvención de la compañía y tras el acuerdo alcanzado con Nestlé para que sea la firma suiza la que se ocupe de comercializar sus cafés en los supermercados.