Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. Gtres.

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. Gtres.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Las ‘telecos’ piden al nuevo Gobierno que no retrase las subastas del 5G

El sector de las telecomunicaciones es quizás uno de los pocos que se mantuvo en relativa calma durante el Gobierno de Mariano Rajoy, aunque -según dicen desde las operadoras- no porque sus responsables tuviesen un desempeño impecable. Esta calma se debe, más bien, a que está muy ligado a las políticas que se impulsan desde Bruselas, en sintonía con el resto de países miembros de la Unión Europea (UE).

España es uno de los miembros que más dinero ha invertido en desarrollo de redes y en fibra óptica en todo el continente en el último lustro, una situación que hace que tenga los niveles de penetración más altos de Europa y con una buena ventaja comparativa de cara al desarrollo de la banda ancha inalámbrica ultrarrápida (5G).

Buena parte de este esfuerzo se debe a las compañías, pero en el sector se reconoce que esto ha sido posible en un marco regulatorio estable y que se ha mantenido en la última década, independientemente del gobierno de turno. Estamos hablando de unas políticas no demasiado invasivas y que establecen unas pautas generales que han dinamizado el sector.

5G y fibra óptica

Por ello, la frase más repetida entre los actores del sector es que “se quede todo como está” y que siga en marcha la hoja de ruta marcada por Bruselas respecto del futuro de las telecomunicaciones. Las operadoras llevan una década realizando grandes inversiones en infraestructuras y necesitan, según dicen, seguridad y tranquilidad regulatoria para afrontar los nuevos retos: desarrollo del 5G y consolidación de la fibra óptica.

De esta manera, las 'telecos' piden que se resuelva cuanto antes el tema de las subastas de 5G, lo que pasa por mantener la hoja de ruta del dividendo digital que el Gobierno de Rajoy preparaba para los próximos días y, de esta manera, poner fecha a la licitación de los 700 MHz, la más atractiva y la que permitirá el mayor despliegue comercial de la nueva tecnología.

De hecho, la última decisión del secretario de Estado de Agenda Digital José María Lassalle -adscrito al Ministerio de Energía- fue la hacer la convocatoria de la subasta de la banda de frecuencias 3,6-3,8 GHz, la primera de despliegue comercial de 5G a la que tendrán acceso las 'telecos'. Los operadores interesados podrán presentar sus solicitudes para participar en la subasta hasta el 29 de junio de 2018.

Liberación del espectro de 700 MHz

Por tratarse de un procedimiento en marcha y ya convocado se deben respetar los plazos, independientemente del gobierno de turno. En principio esta subasta debe seguir adelante y las 'telecos' confían en que se mantenga, aunque todas las interrogantes se cifran en la siguiente puja que deberá incluir la banda de los 700 MHz y la liberación de este espectro por parte de las televisiones en abierto.

Bruselas ha dado como plazo para la presentación de esta hoja de ruta este mes de junio, mientras que en junio de 2020 se deberá liberar el espectro de las televisiones para las operadoras. En este sentido, las 'telecos' piden claridad en los plazos, en las condiciones y en el coste del 5G comercial y, por tanto, instan al nuevo gobierno a no entorpecer los pasos dados por la anterior administración.

La segunda gran interrogante que deberá resolver Pedro Sánchez es la estructura administrativa que tendrá el sector en el nuevo gobierno. Mariano Rajoy arrebató en esta legislatura la competencia de las telecomunicaciones a Industria y se la dio a Energía. Además cambió lo que antes era conocida como la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones a lo que hoy se conoce como Agencia Digital.

Unificar el desarrollo digital

La justificación de este cambio fue la necesidad de unificar todos los esfuerzos del desarrollo digital en una sola cartera, aunque en la práctica el Ministro Álvaro Nadal no asumió demasiadas competencias en telecomunicaciones, a diferencia de su injerencia en otros sectores como energía. 

Por su parte, la patronal de empresas tecnológicas y digitales Ametic ha solicitado al nuevo presidente del Gobierno la creación de una Vicepresidencia de innovación, digitalización y reindustrialización dentro su nuevo Ejecutivo. Ametic representa, entre otras, a Facebook, Google o Amazon, pero no a las operadoras de telecomunicaciones.