El logo de Lidl, en una imagen de archivo.

El logo de Lidl, en una imagen de archivo.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Lidl eliminará las bolsas de plástico de todas sus tiendas en España

  • La compañía alemana, que ya ha empezado a implantar la medida, calcula que perderá 1,5 millones de euros de ingresos al eliminarlas.
  • Madrid y Barcelona serán las primeras ciudades 'sin plástico', en el resto del país se hará de forma gradual durante este año.

Lidl eliminará las bolsas de plástico de sus más de 550 tiendas en España durante 2018. Un cambio que desde este lunes ya es realidad en Baleares y que tomará forma antes de verano en Madrid y Barcelona, mientras que en el resto del país se hará realidad antes de que acabe el año. 

Así lo ha dado a conocer este martes en rueda de prensa el director general de Lidl en España, Claus Grande, donde ha señalado que la cadena dejará de vender 100 millones de bolsas al año. En sus cuentas, esta decisión le costará la caída de unos 1,5 millones de euros en ingresos. No obstante, fomentará la venta de la bolsa de rafia, "la más sostenible", que cuesta 50 céntimos.

"En España se comercializan 7.000 millones de bolsas de plástico al año y solo se recicla el 10%. Cada bolsa, tiene un uso medio de 12 minutos pero tarda entre 100 y 500 años en descomponerse", ha explicado Grande, que ha insistido en que este es un paso más de la apuesta de Lidl por la sostenibilidad, después de haber eliminado los huevos de gallinas enjauladas de sus supermercados.

Grande, que comparecía por primera vez ante los medios desde que es director general -desde octubre-, ha evitado contestar a preguntas sobre la compañía no relacionadas con las bolsas de plástico.

Prohibidas a partir de 2021

El pasado 18 de mayo, el Gobierno aprobó el Real Decreto para reducir el consumo de bolsas de plástico ligeras en España, trasponiendo la directiva comunitaria, para crear un registro con el que se podrá obtener información sobre su comercialización y, como destacó la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, "para liberar nuestra naturaleza de plásticos y residuos".

Entre las medidas impulsadas por el Gobierno, a partir del 1 de julio se han de cobrar todas las bolsas (salvo las muy ligeras y las gruesas recicladas) y, a partir de 2021, se prohíben las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras salvo las compostables.

Por otra parte, a partir de 2020, además, las bolsas gruesas deben contener al menos un 50% de plástico reciclado y se prohíben las de plástico fragmentable.