El Corte Inglés de Castellana, uno de los centros emblemáticos de los grandes almacenes.

El Corte Inglés de Castellana, uno de los centros emblemáticos de los grandes almacenes.

Empresas DISTRIBUCIÓN

El Corte Inglés: las cifras de un gigante en plena guerra

Es un conglomerado empresarial con una cifra de negocio de 15.500 millones. 

Hablar de El Corte Inglés supone hablar de una de las empresas históricas de nuestro país. Un coloso con 15.504 millones de euros de cifra de negocio que da empleo a 91.700 personas y trabaja con 31.000 proveedores a los que cada año compra por importe de 12.600 millones de euros.

Cifras que demuestran la importancia de una empresa que genera 25.000 millones de euros en contribución indirecta y que aporta el 2,4% del PIB, según datos de un informe elaborado por KPMG. Unos números que están generados por todo un conglomerado empresarial que va mucho más allá de los grandes almacenes.

Todo un imperio que ahora está bajo escrutinio por las disputas familiares que se viven en su accionariado. Un presidente, Dimas Gimeno, que ha perdido el apoyo de buena parte de su consejo de administración y, por ende, de sus accionistas, que se empeña en mantenerse al frente de la empresa. Y unos propietarios, encabezados por Marta Álvarez, que buscan un cambio en el timón de los grandes almacenes.

El Corte Inglés, principal unidad

Precisamente son los grandes almacenes, El Corte Inglés, los que más aportan al beneficio de 162 millones logrados en 2016, el último dato disponible. Suponen el 62% del negocio del grupo, con un beneficio de 184 millones de euros.

Un concepto de negocio que está sufriendo una importante transformación en distintas áreas: la incorporación de córners de las principales marcas, la especialización de algunos de sus centros como los de Serrano (Madrid) en moda femenina y masculina; la apuesta por el comercio online con entrega en dos horas de distintos productos...

A El Corte Inglés se suma también la integración de Hipercor. Una absorción societaria con la que se pretenden lograr distintas sinergias empresariales y económicas. Para ello se está analizando caso a caso la evolución de cada centro de la marca, de modo que se reorganicen los espacios destinados a los hipermercados y a los grandes almacenes. Se trata también de eliminar las duplicidades que surgen en los centros en donde ambas marcas cohabitan.

Bricolaje y Tiendas de proximidad

Fue una de las grandes apuestas de Isidoro Álvarez. Jugar la batalla de la proximidad. En primer lugar con la apertura de Opencor, ahora con la remozada cadena Supercor. Una unidad que supone el 4% de la actividad de todo el grupo, con una cifra de negocios de 613 millones de euros y unos beneficios de 4,7 millones, muy por encima de los 260.000 euros del trimestre anterior.

También cuenta con una cadena de bricolaje con la que busca competir con formatos como Bricodepot o Leroy Merlin. Unidad que lleva varios años en pérdidas. En concreto, en 2016 cerró con una caída de 6 millones de euros, dos millones menos que el año anterior. Es el único negocio en el que no se dan beneficios dentro de todo el grupo El Corte Inglés.

Las tiendas de moda son otro de los puntos fuertes de El Corte Inglés. Cuenta con la cadena Sfera, a la que ha ido dotando de personalidad propia con el paso de los años. Tanto es así que desde hace unos meses cuenta con un consejo de administración propio encabezado por Jesús Nuño de la Rosa, también consejero delegado de los grandes almacenes y máximo responsable de Viajes El Corte Inglés.

Un nombramiento con el que se buscaba incrementar el proceso de internacionalización de la marca, que cuenta con una veintena de tiendas propias. Un recorrido similar al que se hizo con Viajes El Corte Inglés, una de las que mejor funciona y que aporta el 15% del negocio al grupo alcanzando un beneficio de 31 millones de euros.

Pero hay mucho más: una división de seguros, una división de Informática, el negocio de Óptica 2.000. En definitiva, un conglomerado empresarial que va mucho más allá de la actividad estricta de los grandes almacenes.

Financiera El Corte Inglés 

A ello hay que sumarle el negocio de la Financiera, que comparte con el Santander (que posee el 51%). Un beneficio de 66 millones de euros, un aumento del 24,5% respecto al curso anterior y que concentró en 2016 más de una tercera parte de los créditos de consumo concedidos en España con más de 6.000 millones de euros.

El Santander adquirió el 51% del negocio en 2013, en una operación con la que la firma entonces presidida por Isidoro Álvarez valoraba la compañía en 415 millones de euros; por lo que el Santander abonaba 140 millones de euros. Una operación enmarcada en la refinanciación de la deuda del grupo que, en estos momentos, alcanza los 3.650 millones de euros, que están refinanciados.

Aunque es complicado hacer una valoración de El Corte Inglés en el mercado, hablamos de que en 2007 se calculaba que tenía una valoración de 14.257 millones, según los profesores del IESE, José Manuel Campa y Pablo Fernández. La más reciente, que data del año 2015 tras la entrada del jeque Al Thani, cifraba en una horquilla su valoración entre los 8.000 millones y los 15.000 millones de euros.