El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018. Efe

Empresas

La ruina de la empresa pública: el 30% pierde dinero y dos aportan el 80% del beneficio

Sin la mejora en las cuentas de Loterías y el resultado de Enaire, que también ha mejorado, los números de las empresas públicas sería totalmente diferentes.

Frenar la sangría de dinero de las empresas públicas. Era uno de los grandes objetivos del Gobierno Rajoy cuando llegó al poder en 2011 y hoy, seis años y medio más tarde, no ha logrado su objetivo. Es cierto que se ha frenado ligeramente , pero la realidad es cruda: el 31% de las compañías que pertenecen al erario público pierden dinero.

Según los Presupuestos Generales del Estado, la previsión para este 2018 es que de las 72 empresas públicas que hay, 22 presenten números rojos. Una cifra que ascenderá a los 926,5 millones de euros; y que supone una reducción del 14% respecto al primer presupuesto elaborado por el propio Montoro a su llegada al Gobierno.

Es ADIF, el gestor de infraestructuras ferroviarias, la que se lleva la palma. La previsión es que se deje 199 millones de euros, a los que hay que sumarle otros 228 millones de euros de la parte de Alta Velocidad. Es decir, 427 millones.

Montoro pide responsabilidad a los grupos para aprobar PGE

Son destacables los números rojos de Correos, que se dejará 122 millones de euros; mientras que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) perderá 116 millones.

Enaire y Loterías salvan los muebles

Garbanzos negros que ensombrecen la gestión de la empresa pública que obtendrá un beneficio estimado de 2.867 millones de euros, frente a los 2.500 millones de un año antes. Ahora bien, es cierto que de ese resultado son dos compañías las cabezas tractoras del resultado: Enaire, con 1.362 millones de euros y la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) con 1.862 millones de euros.

Juntas suman 3.224 millones de euros, y asumen perfectamente las pérdidas de 926 millones de euros, lo que dejaría reducido su beneficio a 2.298 millones de euros. Es decir, que el resto de empresas públicas, que son 48, tan sólo aportan al beneficio final 570 millones de euros. O lo que es lo mismo, que dos empresas públicas son capaces de asumir los números rojos del resto y, además, aportar el 80% del beneficio.

El endeudamiento de estas compañías ascenderá a 63.170 millones de euros, con ADIF-Alta Velocidad a la cabeza con 17.924 millones de euros. El FROB tendrá una deuda de 15.439 millones, mientras que Enaire será de 8.000 millones. También la SEPI permanecerá endeudada con 7.520 millones y Renfe Operadora con 5.128 millones de euros.