A LOS LEONES: Juan Osuna (OHL) e Ignacio Moreno (Metrovacesa)

A LOS LEONES: Juan Osuna (OHL) e Ignacio Moreno (Metrovacesa)

Empresas El merodeador

A LOS LEONES: Juan Osuna (OHL) e Ignacio Moreno (Metrovacesa)

Juan Osuna sigue sin levantar los números rojos de OHL y su empresa se la pega en la Bolsa

OHL sigue sin despejar dudas. La compañía española presentó los resultados anuales de 2017 y, a pesar de que resultaron menos estrepitosos que en 2016, no abandona los números rojos y presentó 12,1 millones de pérdidas. OHL contabilizó unas pérdidas brutas de explotación (ebitda) de 56,5 millones, lo que supone un descenso del 90,2% respecto a los 576,3 millones, también negativos, de 2016.

OHL mejoró en 2017 los resultados de un año antes, cuando perdió 432,3 millones de euros, pero no consiguió abandonar los números rojos. A pesar de desprenderse OHL Concesiones a IFM para “permitir al grupo simplificar y reducir significativamente su estructura de deuda, dejando una posición positiva de tesorería y una excelente situación de liquidez disponible", el consejero delegado sigue sin encontrar la tecla precisa para que la deuda que tiene la empresa se contraiga en 999,9 millones de dólares.

Los pobres resultados de OHL se vieron reflejados sobre el parqué. Los títulos de la compañía se desplomaron el pasado jueves un 17% y perdió el nivel de los 4 euros. Para intentar enderezar el rumbo, Juan Osuna presentará el próximo mes de abril el nuevo plan estratégico con horizonte de 2020 para iniciar una nueva etapa tras el proceso de saneamiento y reestructuración que emprendió en 2016 que espera culminar en marzo con la venta de concesiones, la liquidación del grueso de su deuda y su reconversión en constructora.

La Metrovacesa de Ignacio Moreno sigue con dar con la tecla en la bolsa

Los 16,2 euros por acción a los que cerró Metrovacesa al poco de regresar al parqué, hace pocas semanas, ya suponían una rebaja de cerca del valor neto de los activos de la compañía, situado en 2.690 millones. Y aún así, el mes de su retorno los títulos no registraron ninguna mejoría, hasta situarse en el entorno de los 15 euros en la última sesión.

La compañía está cotizando por debajo de los 2.300 millones, y eso a pesar de las operaciones que, como agente estabilizador de la oferta de venta de acciones, está llevando a cabo Morgan Stanley, con recompra de acciones, estabilización y autocartera por encargo de la inmobiliaria.

Con el bajón registrado por Metrovacesa, de momento las cuentas para los dos grandes bancos españoles no están siendo las esperadas. Solo pudieron colocar el 24,5% del capital de la inmobiliaria e ingresado 610 millones, en lugar del inicialmente previsto 26% que, a un precio de 19,5 euros, hubieran posibilitado el ingreso de 770 millones.

Con el bajón registrado por Metrovacesa, de momento las cuentas para los dos grandes bancos españoles no están siendo las esperadas. Solo pudieron colocar el 24,5% del capital de la inmobiliaria e ingresado 610 millones, en lugar del inicialmente previsto 26% que, a un precio de 19,5 euros, hubieran posibilitado el ingreso de 770 millones.

Como lo habían adelantado algunos analistas, la salida a Bolsa de Metrovacesa estaba un tanto cogida con alfileres, sobre todo por la tenencia, en su cartera de suelo, de 1,8 millones de metros cuadrados que no están listos para urbanizar de manera inmediata.

O porque son urbanizables y requieren todavía de tramitación administrativa previa, antes de que se pueden acometer las obras de urbanización, o porque, directamente -aunque sea en el menor de los casos- se trate de terrenos calificados todavía como no urbanizables, que, para su desarrollo, requerirían de la aprobación de nuevos planes generales.

En todo caso, los resultados que dará la compañía a finales de marzo serán clave para ver la evolución de la compañía que dirige Ignacio Moreno. ¿Será capaz de enderezar el rumbo de la nave y dar una alegría a sus accionistas?

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Conversaciones para el Liderazgo

¿Qué opinan las mujeres directivas sobre el liderazgo?

Siguiente