José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Empresas Mobile World Congress

Telefónica mezcla blockchain e Internet de las Cosas para fabricar coches

Presenta los primeros resultados de su proyecto de coinnovación con Seat en Barcelona y Ficosa en Soria.

Barcelona

Telefónica ha presentado durante el Mobile World Congress (MWC) soluciones innovadoras para el mundo de la Industria 4.0 que mezclan tecnologías complementarias a través de un proceso de coinnovación junto a compañías de otros muchos sectores. ¿El más destacado? Uno importante para la industria española: la fabricación de automóviles.

En la demostración, Telefónica explicó el proceso que se lleva a cabo en la planta de Seat en Barcelona y en la planta soriana de retrovisores de Ficosa. La compañía integra la tecnología de registros distribuidos blockchain y los sensores en camiones y otros elementos de la cadena de producción. Los sensores detectan variaciones críticas, el blockchain garantiza que todo esté contabilizado y los códigos QR facilitan el recuento.

Las mejoras de la transformación digital

¿Qué mejoras trae la transformación digital de la industria 4.0? Mejoras en los procesos de mantenimiento y control, la capacidad de llegar mejor a los clientes del mundo empresarial y crear productos personalizados para distintos clientes. También da más calidad de servicio y genera más seguridad.

“Lo estamos haciendo en todos los sectores. En el mundo de la logística, en las minas, en los puertos…”, explicó Vicente Muñoz, responsable de Internet de las Cosas de los azules.

“Llegará un momento en el que el sector del agua no venderá agua, sino campos verdes; en el que las empresas de ascensores venderán movilidad de las personas y en el que los fabricantes de coches se dedicarán a vender espacios de transporte”, subrayó el directivo.

La compañía confirmó que existen también casos de cliente en minas en Chile, Perú y Argentina. Pero son un poco diferentes porque suelen estar en zonas aisladas donde no llegan las redes públicas y unas exigencias de seguridad y latencia que necesitan de infraestructura dedicada. Telefónica desarrolla un abanico de soluciones extremo a extremo para cubrir estas necesidades.