Florentino Pérez, presidente de ACS.

Florentino Pérez, presidente de ACS. Jaime Partearroyo

Empresas

ACS gana 802 millones en 2017 y reduce la deuda a mínimos

El endeudamiento se reduce desde los 1.061 millones hasta los 153 millones. Las ventas alcanzaron en 2017 los 34.898 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,7%. 

ACS ha logrado un beneficio de 802 millones de euros en el ejercicio 2017. Una cifra que supone incrementar las ganancias en un 15,5% respecto al año anterior. Eso sí, haciéndolo en términos comparables y eliminando la aportación que tuvo en 2016 Urbaser en las cuentas del grupo constructor. Si se mantiene, se reduce hasta el 6.8%. 

El grupo constructor que preside Florentino Pérez ha conseguido que las ventas hayan subido hasta los 34.898 millones de euros, un 10,7%. Aumentos que llegan gracias a la buena evolución del negocio de la construcción.

América del Norte es la zona geográfica que más ayuda al resultado, y que supone el 44,4% de las ventas del grupo. Le sigue Asia Pacífico con el 29,3% mientras que España aporta un 12,7%. El resto de zonas donde opera ACS suponen un 13,6%. 

Deuda

Destaca la buena evolución de la deuda, que se sitúa en 153 millones, lo que supone una reducción de 1.061 millones de euros respecto a un año antes (-87%). Sigue la senda emprendida en los últimos años, y queda muy alejada de los 9.334 millones de euros que adeudaba en el año 2011.

El endeudamiento se reduce hasta 0,1 veces EBITDA por "la generación de caja de las operaciones, que han aumentado un 42,8% respecto al año anterior", según el hecho relevante enviado a la CNMV.

Si nos fijamos en el EBITDA se puede comprobar cómo se sitúa en los 2.279 millones de euros, un aumento del 12,6%. 

El negocio constructor 'tira del carro'

La aportación al beneficio por áreas de negocio se establece de la siguiente manera. Construcción suma un 24.4% respecto al año anterior hasta los 387 millones de euros; destaca también la buena evolución del área de servicios (sin Urbaser) que logra los 37 millones, mientras que los servicios industriales aumentan hasta los 319 millones de euros. Corporación, por su parte, consigue aportar al beneficio 59 millones de euros. 

El grupo constructor presenta también una buena situación de tesorería, 42 millones de euros al cierre del ejercicio, "lo que confirma la sólida situación financiera alcanzada tras el proceso de desapalancamiento iniciado en 2012". Una mejora de los números que ha venido de la mano de la venta de activos y las desinversiones de algunos negocios. 

La cartera de ACS aumentó un 1% en el último ejercicio hasta los 67.082 millones de euros. Invirtió 915 millones de euros a lo largo del año. Sobre todo en activos energéticos -por parte de Cobra- y en maquinaría destinada al área de minería en Cimic.