Alejandro Sánchez Del Arco, vicepresidente regional de RIU y Luis Riu Güell, CEO de RIU Hoteles en la Corte de Miami.

Alejandro Sánchez Del Arco, vicepresidente regional de RIU y Luis Riu Güell, CEO de RIU Hoteles en la Corte de Miami. Miami Herald

Empresas

Luis Riu, propietario de la hotelera Riu, detenido en Miami por corrupción

El copropietario de la hotelera mallorquina está acusado de obtener permisos para sus reformas de forma ilegal.

Uno de los propietarios de la hotelera mallorquina Riu, Luis Riu Güell, ha sido detenido en Miami (Estados Unidos) acusado de corrupción. 

El hotelero, que se entregó este lunes a la policía, está acusado de ofrecer estancias gratuitas en sus establecimientos de lujo a cambio de conseguir los permisos para las reformas en sus edificios. También están imputados el ex director de construcción municipal de Miami Beach, Mariano Fernández, y el vicepresidente regional de Riu, Alejandro Sánchez del Arco. De forma subsidiaria, la justicia estadounidense ha imputado a la filial hotelera en Miami, Riu Hotel and Resorts Florida.

Según recoge el diario Miami Herald, la fiscalía de Miami cree que Fernández ayudó a Riu con los permisos, permitiéndole incluso eludir las multas, mientras solicitaba habitaciones gratuitas y con rebaja para él y sus empleados. La orden de arresto señala que Riu incluso le habría proporcionado al departamento de Construcción tarifas muy rebajadas para retiros y dinámicas de grupo en México y República Dominicana.

Alejandro Sánchez, vicepresidente regional de Riu (izquierda), y Luis Riu, copresidente de la hotelera, durante su detención.

Alejandro Sánchez, vicepresidente regional de Riu (izquierda), y Luis Riu, copresidente de la hotelera, durante su detención. Miami Herald.

Estos cargos están relacionados con las obras de renovación del Hotel Riu Plaza de Miami Beach. A cambio de los permisos y las inspecciones que se realizaron entre octubre de 2013 y junio de 2016, el departamento de Construcción de Miami habría obtenido descuentos y alojamiento gratuito en los establecimientos de la hotelera. 

Desde Riu señalan a EL ESPAÑOL que sus ejecutivos son "absolutamente inocentes de los cargos que se les imputan". "Confiamos en que el sistema judicial de Estados Unidos concluirá que estas acusaciones son totalmente infundadas", agregan fuentes de la hotelera mallorquina. "Nuestros ejecutivos desean impacientemente probar su inocencia".

La compañía subraya que Luis Riu viajó este a Miami desde España para "presentarse voluntariamente este lunes ante el juzgado donde se le presentarían los cargos, tal y como había sido pactado y coordinado con las autoridades locales". La imagen del ejecutivo español esposado, declarando ante la justicia, ha causado revuelo mediático en España, pero desde Riu le quitan peso declarando que "es parte del procedimiento habitual que esta lectura se haga con el acusado en pie y tal como se le ha visto en las imágenes publicadas".

Fianza de 20.000 dólares y permiso para viajar

En su acusación, la fiscalía estatal de Miami se apoya en correos electrónicos de Riu. "Lo que ha hecho por nosotros no ha sido algo insignificante", señaló el copropietario de Riu en uno de sus correos en el que se aprobaba un gran descuento para los empleados de Miami Beach en el resort que la cadena tiene en Punta Cana.

Riu, que es copropietario de la cadena junto a su hermana Carmen, ha viajado a Miami para entregarse a la justicia. Su paso por prisión no ha sido largo: en la vista fijó una fianza de 20.000 dólares (casi 16.200 euros) y permiso para viajar a su casa en Mallorca y sus hoteles en el mundo. El abogado de Riu se ha mostrado confiado en que no se hayan cometido hechos penales.

"El procedimiento completo fue cuestión de unas horas y el juez no les denegó el permiso para viajar. Ambos ejecutivos podrán seguir visitando los diferentes destinos internacionales de los hoteles Riu libremente. A partir de este mismo martes, Luis Riu retoma sus actividades normales", aseguran desde la hotelera a este periódico.

Este proceso coincide con el impulso que la cadena está dando a su nueva imagen de marca y con su llegada a Madrid tras la compra del Edificio España. Recientemente comunicaba sus planes para los próximos cinco años: una inversión de 2.500 millones de euros para la compra de terrenos y hoteles, así como la reforma y construcción de nuevos establecimientos. En sus ambiciosos planes para este año contempla gastar alrededor de 650 millones y realizar cuatro aperturas y cinco grandes reformas.