Rosauro Varó entra en la filial de Cabify.

Rosauro Varó entra en la filial de Cabify. EE

Empresas Transporte alternativo

De Pepephone a Cabify: Rosauro Varó entra en su filial para explotar las VTC

El objetivo: convertirse en máximo accionista y comprar más permisos en el mercado con el dinero de diferentes ampliaciones de capital.

El mercado de las licencias VTC está más caliente que nunca. Y algunos de los grandes inversores no quieren quedarse fuera. El empresario Rosauro Varó es uno de ellos. El que fuera propietario, junto a Javier Hidalgo, de la operadora Pepephone ha entrado en el capital de la antigua filial de Cabify con la que controla los permisos.

El objetivo del empresario sevillano es convertirse en máximo accionista de la sociedad a través de su sociedad de inversión GAT y adquirir más autorizaciones en el mercado secundario con el dinero de diferentes ampliaciones de capital que liderará durante los próximos meses. Persigue operar esos permisos para vehículos con chófer privado a través de la plataforma tecnológica de la empresa española. No descartan la entrada de nuevos inversores que aporten más dinero a lo largo del próximo año.

Ampliación de capital y nuevo nombre

Todo arrancaba este verano. La filial de Cabify, Maxi Mobility Transporte de Viajeros SL, ampliaba capital en un millón de euros, según se comunicó en el Registro. En esa cantidad no queda reflejada la prima de emisión pagada en esa ampliación. Fue esa inyección la que le permitió a Varó entrar en el accionariado de la compañía a través de su sociedad de inversión Gat Technology, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes cercanas a la operación.

Tras este primer movimiento llegó el segundo: el renombrado de la sociedad. Esta pasó a ser Vector Ronda Teleport SL. Su administrador, al menos según el Registro, sigue siendo Juan Ignacio García Braschi, el responsable financiero de la compañía.

Preguntados por la operación, ni Rosauro Varó ni Cabify han querido hacer ningún tipo de declaración oficial al respecto.

Explotar las licencias y comprar más

La ampliación de capital firmada este verano es sólo el primer paso. Quedan más. Según la hoja de ruta fijada por ambas partes, Rosauro Varó irá ganando peso en el accionariado en detrimento de Cabify, que irá diluyendo su posición de manera progresiva. El fin último: que Gat (Varó) se convierta en el máximo accionista. Eso se producirá, si todo va según lo previsto, a finales del primer trimestre de 2018.

Ese millón de euros de ampliación, que se comunicó al Registro dos meses atrás, se convertirá en una cifra muy superior. Todo ese capital irá destinado a operar estas licencias y a la adquisición de nuevas en el mercado.

Será a partir de ese primer trimestre del año cuando se plantee la posibilidad de abrir el accionariado a nuevos inversores que quieran inyectar capital y sumarse al proyecto, según precisan las mismas fuentes.

Más de 250 licencias para comenzar

¿Cuántas licencias controla Cabify -y ahora Rosauro Varó- con esa sociedad? En total, Vector Teletransport atesora 257 permisos registradas por el Ministerio de Fomento. De ellas, 250 están ubicadas en Barcelona y 7 en Sevilla.

El pasado mes de julio se crearon un total de ocho filiales (todas con nombres que empiezan por la palabra ‘Global’). Fueron creados por el despacho de abogados Latorre & Asociados Consultoría SL para posteriormente pasar a manos de Maxi Mobility Transporte de Viajeros (hoy Vector Teletransport). Esas sociedades servirán para ‘alojar’ algunas de esas licencias. Hoy no tienen ninguna vinculada.

¿Quién es Rosauro Varó?

Rosauro Varó (38 años) es un empresario sevillano -hijo de Amalia Rodríguez, diputada y una histórica del socialismo andaluz- que hace algo más de un año cerró, junto a Javier Hidalgo (Globalia), la venta de Pepephone al grupo Masmovil por 158 millones de euros.

¿Cómo se estructuran sus inversiones? La cabecera es el grupo GAT, del que cuelgan tres filiales: Grupo Atento Inversiones, donde concentra sus negocios de hostelería (varios 'beach club' en la Costa del Sol; Bosynet, distribuidor autorizado de Vodafone en el sur, o el Hotel Boutique); Gat Habitat, que gestiona los proyectos inmobiliarios y Gat Technology.

Se repite la historia de Yirmi

La historia de Vector Teletransport es muy similar a la vivida con Yirmi UC Fiesta Omnibus. Esta sociedad fue creada, en su origen, por Cabify. Tiene 75 licencias registradas en Fomento. Sin embargo, este verano recibió inyecciones de capital de inversores destacados por valor de 2,5 millones de euros, según el Registro Mercantil.

Rafael García Tapia González Camino, director del fondo de inversión Corpfin Capital Real Estate Partners, se convertía en consejero delegado de la compañía, donde también aterrizaban Jaime Castellanos, presidente de Lazard; Jon Riberas, uno de los dueños de Gestamp; Manuel María Puga Fernández, exdirectivo de Adif, y Pedro del Corro García-Lomas y Álvaro Garteiz Castellanos, consejero general y responsable del departamento financiero de Torreal (la sociedad inversora de Juan Abelló), respectivamente.

Otro ‘amo’ del sector

A estos dos grandes del sector se suman otros dos. Por un lado, José Antonio Parrondo, ‘ex jefe’ del taxi que lidera GessTaxi Gestión SL y Cibeles Comfort Cars, dos de las sociedades con las que aspiran a controlar un millar de licencias en el mercado y que han recibido el respaldo financiero de algunos inversores de renombre del sector ‘startup’ en España (el cofundador de Tuenti y presidente de Jobandtalent, Félix Ruiz, el exCEO de Tuenti, Zaryn Dentzel; el ex de Yahoo y Google, Bernardo Hernández, o el fondo de inversión Kibo Ventures).

Por otro lado se encuentra Ares Capital -controlada por los hermanos Ortigüela, históricos del sector de la gestión de flotas- que ultima la venta de todas sus licencias (hasta 2.000) al megafondo de inversión King Street Capital Management.

¿Quieres saber más sobre los movimientos en el mercado de las VTC? EL ESPAÑOL ha hecho un seguimiento exhaustivo a la llegada de grandes fondos e inversores profesionales. Un aterrizaje que trae de cabeza al sector del taxi, que recientemente ha salido a la calle en la segunda huelga.