Una tienda de Vips, en una imagen de archivo.

Una tienda de Vips, en una imagen de archivo.

Empresas Distribución

Vips cierra sus tiendas: "Los tiempos cambian"

Al grupo solo le quedan nueve establecimientos de este tipo que cerrará en 2018 y reconvertirá en restaurantes.

Forman parte de la experiencia vital de muchos, pero eso no es suficiente para garantizar su supervivencia. Las tiendas Vips desaparecerán definitivamente en 2018, cuando las nueve que quedan (ocho en Madrid y una en Zaragoza) se reconviertan en restaurantes del grupo. "Los tiempos cambian y Grupo Vips también", asumen desde la compañía.

Lo cierto es que a las tiendas les estaba costando hacerse un hueco entre los consumidores. En un año han cerrado dieciséis, que se han reconvertido en el que es el negocio clave (y pronto único) para el grupo: la restauración. La gran mayoría de las tiendas, cerca de un 80%, han estado en restaurantes de Madrid, aunque ha habido tiendas en Barcelona, Valencia, Sevilla, Córdoba, Málaga y Zaragoza.

El total de afectados del cierre de las 25 tiendas son 200 empleados (90 de las últimas nueve) a los que se les ha ofrecido ser reubicados en las enseñas de la compañía. 

"Estas transformaciones han permitido la apertura de dos restaurantes Wagamama, un Ginos, un Starbucks y un TGI Fridays además de posibilitar la ampliación de restaurantes de las marcas Vips y Ginos", se felicitan desde la compañía. No en vano, han ganado más de 2.500 metros cuadrados para expandir sus conceptos de hostelería.

Las tiendas Vips ya no tenían sentido. "Tenemos muy claro que el presente y el futuro de nuestro grupo está exclusivamente ligado a la restauración, donde somos un referente y donde estamos centrando nuestros esfuerzos para seguir creciendo con un impulso muy fuerte en los próximos años", explica el consejero delegado, Enrique Francia.

"Nadie las va a echar de menos"

La opción de cerrarlas no ha sido la única que han barajado desde el grupo. En estos últimos meses, Vips ha estado valorando la posibilidad de llegar a acuerdos de co-gestión de algunas de estas tiendas con retailers especializados pero, finalmente, ha considerado "más rentable y fácil de implementar" el dedicar estos espacios a sus enseñas de restauración (Vips, Ginos, TGI Fridays, The Wok, wagamama y Starbucks).

El auge del comercio electrónico y la liberalización de horarios comerciales han sido señalados como algunos de los culpables del cierre de las tiendas VIPS, que han sido tradicionalmente tiendas de conveniencia.

No obstante, no es la única razón. "Es una tienda de impulso que está en tierra de nadie", comenta a este periódico Jacinto Llorca, experto en distribución, que señala a los artículos que se vendían en la tienda como causa de la caída. Prensa, libros, discos, alimentos preparados... artículos que se pueden obtener en cualquier otro lugar y que, además, están sufriendo caídas de ventas de por sí, como es el caso de los periódicos en papel. 

"No son tiendas competitivas, la decisión es lógica y es un acierto reconvertirlas en restaurantes", apunta Llorca, que insiste: "Es una tienda que nadie va a echar de menos, salvo por el componente emocional".

Menos de un 10% de su facturación

Las tiendas representaban menos de un 10% de la facturación total de Grupo Vips, que fue fundado en 1969. Su accionariado está compuesto en un 70% por los socios mayoritarios y fundadores, liderados por la familia Arango, y en un 30% por el fondo ProA Capital. 

La matriz del grupo Vips, que es Sigla S.A., presenta a cierre de 2016 unas pérdidas de algo más de un millón de euros. No obstante, desde el grupo matizan que Sigla S.A. (Starbucks Coffee España, Starbucks Coffe Portugal, British Sandwich Factory, Restaurantes y Servicios Reyse, Sigla Ibérica, Grupo Vips Franchising, Gvips Resuaraçao Unipessoal, SDH Sigla y Kaizen Restaurantes) no representa el total del negocio, cuyo resultado ascendería -consolidando los resultados de los distintos franquiciados- a 100.000 euros, frente a los 1,5 millones de 2015.

Con el cierre de las tiendas, el grupo pretende reforzar sus restaurantes, más ahora que está apostando por wagamama, la cadena de restaurantes asiáticos con la que pretende abrir 20 locales en España y Portugal en los próximos cinco años. De momento, Vips no concreta qué hará con cada una de las tiendas que cierre, un extremo que está "en fase de estudio".