Emov, es un servicio de 'carsharing' promovido entre EYSA y PSA.

Emov, es un servicio de 'carsharing' promovido entre EYSA y PSA. Javier Liaño / EFE

Empresas

Emov calienta la guerra del 'carsharing' en Madrid ante la llegada de Zity

El servicio que impulsan Ferrovial y Renault llegará a las calles de Madrid en diciembre.

La guerra por hacerse con el servicio de alquiler de coches eléctricos por minutos en Madrid está al rojo vivo. La llegada de Zity en diciembre, el servicio impulsado por Ferrovial y Renault, amenaza con agitar la estabilidad que habían alcanzado los servicios que ya estaban lanzados: Car2go y emov.

El nuevo servicio (cuya imagen adelantaba esta semana EL ESPAÑOL) estará disponible en el interior de la M-30; lo que se conoce como la almendra central; así que sus competidores empiezan a velar armas ante su llegada; y para posicionarse también en el liderazgo por el servicio en la capital. El último en dar el paso ha sido emov, promovida por la española EYSA y la gala PSA, con la creación de un programa de fidelización.

Se trata de una iniciativa que premia a aquellos usuarios que realizan más de 20 trayectos al mes con la empresa, y que les permite adquirir entradas dobles de teatro y cine, suscripciones a beIN para ver el fútbol o cuentas premium de Spotify. Un programa que se ha puesto en marcha este mes de Noviembre, pero que se extenderá en el tiempo; según han explicado fuentes de la compañía a EL ESPAÑOL.

Con esta iniciativa en la compañía buscan “premiar la fidelidad” de sus usuarios; algo vital en un sector como el del carsharing en el que el usuario no busca tanto el ‘sentimiento’ de marca, como encontrar el método de transporte que sea más rápido. Y eso que hablamos de dos servicios que, en teoría, son complementarios: car2go ofrece vehículos de dos plazas; mientras que emov los ofrece de 4; al que ahora habrá que sumarle el de Zity, que ofertará un vehículo de cinco plazas.

La operativa

Una de las claves para liderar el sector estará en las zonas en las que se ofrece el servicio. Zity ha desvelado pocas armas: estará operativa en el  interior de la M-30 y algunas zonas adicionales; y empleará un Renault ZOE 40 con una autonomía de 400 kilómetros. Se enmarca, por tanto, en el mismo ámbito de actuación que Car2go; y en el que nacía también emov.

Esta última, sin embargo, ampliaba a principios de año su ámbito de actuación a Sanchinarro, Las Tablas, Pueblo Nuevo y Ventas hacia Arturo Soria; y antes de que acabe el año estará también en Hortaleza.

En cuanto a flotas, emov estará a la cabeza. Según confirman fuentes de la compañía a EL ESPAÑOL, antes de que acabe el mes de noviembre tendrá en la calle 600 vehículos; 100 más de los que tiene Car2go y 100 más de los que tendrá operativos Zity en diciembre, cuando salga a la calle.

¿Rentabilidad?

Son pasos en una lucha que se prevé encarnizada, y cuyo tablero de juego está, en este momento, en la captación de usuarios. Car2go (nacida en 2015) asegura tener más de 180.000 usuarios; emov, por su parte, asegura tener 145.000. Sin embargo, muchas de esas personas cuentan con ambas aplicaciones; por lo que el reto al que se enfrentan ahora (y que tendrá que asumir Zity) es el de lograr el registro nuevos usuarios que hagan rentable el servicio.

Las cuentas, por el momento, no salen. El servicio de Ferrovial y Renault nace con un capital social de 500.000 euros; habrá que ver cómo evoluciona en las primeras semanas de funcionamiento. Si miramos a Car2go, el servicio más longevo, presenta pérdidas de 1,4 millones de euros en 2016; su primer ejercicio completo. De hecho, este año se veía forzado a incrementar las tarifas hasta los 21 céntimos al minuto en busca de la rentabilidad. En el caso de emov, que factura a 0,24 céntimos el minutos, en los primeros dos meses y medio de operativa registraba unas pérdidas de 563.208 euros.

¿Quién ganará la batalla? El tiempo lo dirá, parecen actores complementarios, pero los usuarios tendrán la palabra final.