Oskar Mielczarek de la Miel, managing partner en Rakuten Capital.

Oskar Mielczarek de la Miel, managing partner en Rakuten Capital. Rakuten

Empresas

El inversor japonés de Cabify lo tiene claro: habrá fusiones en el sector

Oskar Mielczarek de la Miel repasa con EL ESPAÑOL su estrategia de inversión y el sector del transporte alternativo.

Es uno de los ‘jefes’ de Rakuten Capital, el brazo inversor del gigante tecnológico conocido como el Amazon japonés. Oskar Mielczarek de la Miel, 'managing partner' del fondo, es español y ha estado al frente de algunas de las grandes rondas de financiación de los últimos años en España: Cabify y Glovo.

En una entrevista con EL ESPAÑOL, analiza la situación del mercado del transporte alternativo (Uber, Cabify…), su estrategia de inversión o el ecosistema emprendedor español.

Hace dos años que Rakuten aterrizó en Cabify… ¿Qué ha cambiado en el ecosistema español?

En Rakuten Capital tenemos el foco en fintech y movilidad. En fintech, todo continúa su curso. Hemos hecho inversiones en EEUU y Europa. Las compañías están haciéndolo muy bien. Las apuestas que hemos hecho son buenas, sobre todo con equipos sólidos, buenos fundamentos económicos y negocios que continúan creciendo mucho

Desde el punto de vista de España, hemos hecho inversiones en movilidad. Además de invertir en Careem, en Oriente Medio; hemos continuado apoyando a Lyft en Estados Unidos y en Cabify hemos visto una expansión tremenda en Latinoamérica. En Cabify hemos hecho una serie de movimientos en España y Portugal y hemos afianzado la posición por la cultura de la compañía para seguir siendo una compañía amable, sin estar expuestos a las controversias que ha experimentado la competencia.

Como continuación de eso, hemos esponsorizado al F.C. Barcelona y ha sido un movimiento bastante popular. Nos ha dado mucha visibilidad a nivel internacional con las camisetas.

Y, finalmente, la última inversión es la de Glovo. El ciclo de desarrollo donde hemos encontrado a esta compañía es parecido a la de Cabify hace 3 años en términos de tamaño, valoración, crecimiento… Un equipo maravilloso liderado por Óscar Pierre, una asociación con Seaya con quien trabajamos muy bien y con un grupo de capital franco-chino. Vemos un crecimiento increíble. Verás el factor común de la cultura en estas compañías: hay buena ética, un ambiente empresarial muy fuerte y una forma de ejecutar espléndida.

Hay una gran ronda de Cabify en negociación. ¿Se cerrará antes de final de año?

Sin dar detalles, seguimos apoyando a Cabify con todo nuestro poder y alcance. Si miras un poco el sector, son placas tectónicas que se están chocando todo el tiempo. Hay una analogía mejor que serían las guerras del siglo XVII en Europa, donde todo el mundo está con todos y va cambiando de asiento. Hoy estamos detrás de la compañía.

De nuevo, sin dar más detalles, es un sector que absorbe mucho capital. Sí, hay cosas que van a ocurrir en el futuro próximo.

Pero, ¿se va a poder cerrar este año?

No estoy en posición de dar más detalles.

El sector del transporte alternativo está en convulsión. Rakuten está invirtiendo en muchas compañías similares a Cabify fuera de los mercados de Cabify. ¿Cree que puede haber en el futuro un proceso de fusiones, absorciones o acuerdos vinculados con Rakuten?

Ten en cuenta que somos accionista minoritario, aunque tengamos porcentajes de participación fuertes. En ningún momento hemos intentado dominar una compañía, porque si no la hubiésemos adquirido. Lo que está muy claro es que sí propiciamos la cooperación entre las diversas compañías. Este es un sector donde todas se conocen; es una comunidad muy activa y dinámica.

El mapa son territorios donde estas empresas no compiten. Hay campo para la cooperación. Evidentemente, en Cabify han hecho sus adquisiciones como Careem o Lyft. Desde luego, sin dar datos específicos, sí que estamos viendo es que hay una tendencia hacia la consolidación.

Por otro lado, también estamos viendo cada vez más que están entrando las empresas de fabricación de automóviles, sobre todo por el auge de los vehículos eléctricos.

Hay quien se pregunta por la estrategia de Rakuten en España. Choca que cerrara su tienda en España (mantiene una filial española que no presenta cuentas desde 2014, cuando alcanzó 2,7 millones de ingresos y 2,7 millones de pérdidas), pero a la vez intensificara su actividad inversora. ¿Cuál es la estrategia de la compañía en España?

La forma de mirarlo no es que sea necesariamente una estrategia española o de la Península Ibérica.

Nosotros somos un Marketplace. La empresa se conoce por el ecommerce, pero si miras nuestra cuenta de resultados, cerca del 50% del margen operativo viene de servicios financieros. Tenemos activos en medios digitales, como Viber o Wuaki (ahora Rakuten .tv).

Todo sigue una pauta global. No creo que nos enfoquemos en un mercado porque esté en un país. Si tomas el ejemplo de Cabify, está presente en 14 países. Glovo está en tres. Wuaki opera en 4 o 5. Obviamente, el Barça te da una posición global. Creo que esa es la forma de mirarlo.

¿Por qué es atractiva España? Porque hay un caldo de cultivo de empresas que tienen esa gran visión. Hay un grupo empresarial más fuerte en España. Pero si tú miras el porcentaje de inversión del capital riesgo sobre el PIB es un 0,07% en España respecto a 0,4% en Inglaterra.

¿Está Rakuten analizando más oportunidades de inversión?

Tenemos los ojos abiertos. No hay nada específico de momento. Lo que quizás sea un factor de diferenciación respecto al año pasado es la utilización más inteligente del big data. Te permite invertir de forma más sistemática. Sistematizo con mi equipo las cosas en base a una alianza estratégica con Cyndx, una empresa de Nueva York.

Pero, ¿veremos otra inversión en 2018?

No lo sé.

¿Ha habido negociaciones?

Ha habido muchas conversaciones con startups españolas.

¿Dónde tenéis el foco?

Hacemos rondas de series B a D. Pero si con el tiempo hay más posibilidades de capital, no veo por qué no vamos a hacer rondas en edades más maduras de inversión globalmente.

No sólo en España. Pero lo que sí creo que está haciendo muy bien España es crear una comunidad muy fuerte; hay más capital riesgo; la gente está muy bien preparada. Tenemos grandes atractivos.