Imagen de una turbina eólica de Siemens Gamesa.

Imagen de una turbina eólica de Siemens Gamesa. Reuters

Empresas

Gamesa cambia a tres miembros de su cúpula tras la queja de Iberdrola

La eléctrica española habría manifestado este viernes su malestar por la falta de cambios en la directiva de la compañía eólica después de haber anunciado dos 'profit warning' en menos de tres meses.

Movimiento en la cúpula directiva de Siemens Gamesa. La firma de energía renovable ha nombrado a Miguel Ángel López como nuevo director general Financiero en sustitución de Andrew Hall, el encargado del proceso de integración del negocio eólico de la alemana Siemens con Gamesa tras la fusión. El ejecutivo llegará al cargo el próximo 1 de diciembre.

No es el único cambio. Andreas Nauen será el nuevo CEO del negocio Offshore y se incorporará a la firma el próximo 1 de noviembre. Nauen sustituye a Michael Hannibal, que ha tomado la decisión de dejar la compañía, según señala la empresa en un comunicado. Por otra parte, Jürgen Bartl ha sido nombrado director de Asesoría Jurídica y Secretario General en sustitución de José Antonio Cortajarena, que deja la compañía "para afrontar nuevos retos y cerrar un ciclo" después de 10 años en la compañía. 

Los cambios llegan horas después de una reunión en la que Iberdrola habría mostrado su preocupación por el rumbo de la compañía ante el inesperado recorte en el objetivo anual de beneficio anunciado esta semana y que ha golpeado la acción de la empresa de renovables en la Bolsa española en los últimos días. Según han indicado dos fuentes conocedoras de la situación a la agencia Reuters, la cúpula de Iberdrola ha pedido ya cambios significativos en la dirección de Siemens Gamesa en una reunión celebrada este viernes.

"No es posible anunciar dos 'profit warning' (advertencias sobre unos menores beneficios de los previstos en el ejercicio) en menos de tres meses sin consecuencias para los principales ejecutivos", dijo una de estas fuentes. Desde Iberdrola, que tiene una participación en Siemens Gamesa de un 8%, no ha trasladado ninguna petición formal a este respecto a la firma, matiza la fuente. Ambas compañías han declinado hacer declaraciones al respecto.

El grupo Siemens tiene un 59% del accionariado de Siemens Gamesa, la sociedad que resultó de la fusión de la española con la filial eólica de la alemana. Iberdrola, en tanto, tiene cierto margen de acción en temas de gobernanza gracias a un pacto accionaral que se firmó cuando se acordó la fusión de Siemens Wind con Gamesa en junio de 2016. 

Recorte en las previsiones, terremoto en Bolsa

Hace una semana, Siemens Gamesa anunció que recortaba un 12% su previsión para el resultado operativo (EBIT) de su ejercicio fiscal. La noticia llegaba después de unos decepcionantes resultados trimestrales marcados por la pérdida de valor de parte de sus inventarios en un mercado de aerogeneradores donde la competencia es intensa. La empresa indicó además una rebaja en las expectativas para el margen EBIT, el barómetro que mide la rentabilidad, en un punto porcentual hasta un 7%. El mercado respondió el lunes con un castigo de un 7% en la apertura.

La compañía argumentó que las "circunstancias actuales del mercado y la presión de precios han resultado en la reducción de estos inventarios". La fase de transición en que se encuentra en varios mercados, desde un modelo que subvenciona la eólica al de subastas de potencia, está ejerciendo más presión sobre el precio de las turbinas.

La renovable publicará sus resultados anuales el próximo 6 de noviembre y estaba previsto que anunciara su nueva estrategia una semana después, pero la compañía ha retrasado este anuncio hasta febrero. La falta de información está generando cierto nerviosismo entre los expertos del sector y lastrando sus títulos en el mercado. Su acción pierde en la sesión de este viernes un 4,37%, hasta los 11,26 euros.

El consejero delegado de Siemens Gamesa, Markus Tacke, ha agradecido el trabajo de los tres directivos que salen de la compañía y ha asegurado que cuentan con "el equipo adecuado para conducir a Siemens Gamesa hacia una posición de liderazgo global en el sector de las energías renovables". "Seguiremos centrados en implementar los cambios necesarios en nuestro negocio, realineando nuestro modelo operativo, al tiempo que seguimos focalizados en nuestros clientes", ha agregado.