Sergio Álvarez, cofundador de Carto.

Sergio Álvarez, cofundador de Carto. Dani Pozo

Empresas Startup

Cambios en la cúpula de la 'startup' Carto: sale el cofundador Sergio Álvarez

El hasta ahora responsable de producto asegura que se trata de un "cambio de ciclo" e insiste en ver este movimiento "con naturalidad".

Sergio Álvarez es el cofundador y una de las caras más visibles de Carto, la 'startup' madrileña de visualización y explotación de datos sobre mapas. En los próximos días abandonará el día a día de la compañía, donde ejercía como responsable de producto. Ambas partes aseguran que se trata de una decisión consensuada, debido al "cambio de ciclo" en la empresa, más centrada en el desarrollo de negocio a nivel global en torno a su herramienta. Saldrá de la gestión, pero se mantiene como asesor y como consejero.

"Carto está madurando y este nuevo ciclo no va tanto de crear cosas sino de optimizar lo que hay", explica Álvarez en declaraciones a EL ESPAÑOL. Asegura que hay que ver este movimiento "con naturalidad".

Desde la compañía, Miguel Arias, responsable de Operaciones, asegura que seguirán contando con la "aportación única para fomentar la innovación y creatividad" del cofundador que, según explica, "está totalmente comprometido con el éxito del proyecto desde un ángulo más estratégico". Y apostilla: "El equipo está preparado para afrontar los nuevos retos que se le plantean, especialmente después de las últimas contrataciones, que aportan 'seniority' y experiencia global en Ventas, Marketing, Ingeniería y Producto".

El giro de la empresa, como antecedente

Esta decisión llega después del reposicionamiento empresarial (“del ‘Instagram de los mapas’ a una gran plataforma para empresas” que ayude a los negocios a tomar decisiones en base a los datos y su geolocalización), el cambio de marca y la apertura de nuevas oficinas en Londres y Washington (con equipos locales de ventas) que tuvo lugar en el último año. "Ha sido una digestión complicada”, reconocía Arias en una entrevista reciente con este medio.

La compañía inició su andadura con una herramienta para geolocalizar datos para usuarios a girar hacia lo que se conoce como mapas 'accionables', una herramienta con la que visualizar y a la vez tomar decisiones empresariales en base a lo analizado. Este giro ha conllevado un cambio de equipos, más centrados en ventas a grandes compañías.

"Cambios de ciclo"

Álvarez recuerda que Carto es una compañía que en los últimos años "ha crecido mucho y muy rápido", lo que ha implicado cambios de ciclo, también en lo relacionado con su rol dentro de la empresa. "Pasé de un trabajo más táctico a otro más centrado en crear equipos", apostilla.

Su último trabajo en ese sentido se ha centrado en la transición tras la llegada de un nuevo vicepresidente de Ingeniería, Jorge Gómez Sancha, en diciembre pasado. "Está tratando de ayudar a llevar el proceso de desarrollo al siguiente nivel y sentar las bases para el crecimiento inexorable que está por delante de la empresa", asegura la empresa en su perfil.

Sobre la posible diferencia de criterios entre la oficina española y la neoyorkina de la empresa, liderada por el otro cofundador y consejero delegado, Javier de la Torre,  Álvarez explica que no existen dos visiones de la empresa, pero sí que hay "diferencias culturales y matices".

Respecto al equipo creado, Álvarez se muestra orgulloso de lo conseguido en este ámbito. "Ha sido para mí un regalo tener amigos en la oficina", explica.

Preguntado por el futuro de Carto, el cofundador explica que hoy "está dejando de ser adolescente" para ser una empresa "más madura". Está tratando de hacerse un hueco en un mercado "supercaliente", que implica "correr mucho también en la parte estratégica". "Tiene un potencial muy grande y un equipo envidiable", apostilla.

¿Quiénes son los accionistas de Carto?

Hoy la compañía cuenta, según sus propias cifras, con 1.200 clientesentre pequeñas y grandes empresas, principalmente de sectores como las ‘telecos’, los servicios financieros y las administraciones públicas ligadas a ciudades (antes tenían más 'startups', medios de comunicación u organizaciones científicas). Su plantilla suma unas 130 personas. ¿Sobre el negocio? No hay cifras (la matriz está en Estados Unidos). Desde la empresa se explicaba recientemente que el objetivo es dirigirse hacia el equilibrio financiero (break-even).

La última ronda de financiación que llevó a cabo la compañía con sede en Madrid tuvo lugar en septiembre de 2015. Recibieron 23 millones en una ampliación de capital liderada por el fondo estadounidense Accel Partners y con la participación de un socio industrial como Salesforce, a través de su brazo inversor Salesforce Ventures. A estos inversores se suman Earlybird Venture Capital y los españoles K Fund y Kibo Ventures.