El registro mercantil, en una imagen de archivo.

El registro mercantil, en una imagen de archivo.

Empresas

Las quiebras de empresas suben un 2,2% hasta septiembre

Cataluña, Madrid y Valencia acaparan la mitad de las 2.768 insolvencias acaecidas en los nueve primeros meses de 2017.

La actividad concursal en España creció un 2,2% en los primeros nueve meses del año, con un total de 2.829 concursos de empresas, según el baremo concursal del tercer trimestre de 2017 elaborado por PwC con datos del Boletín Oficial del Estado (BOE). En este periodo, tuvieron lugar 2.768 insolvencias, lo que refleja "una estabilización" en España.

Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana -las regiones con mayor actividad concursal- suponen un 50% del total de insolvencias publicadas entre enero y septiembre, con un 18%, 18% y 14%, respectivamente. Les siguen Andalucía (11%), País Vasco (6%) y Galicia (7%).

Por sectores, el que más concursos aglutinó fue el de servicios, con un 27% del total --758 insolvencias, cuatro menos--. Por su parte, construcción e inmobiliario representaron el 15% y el 14% del total.

En cuanto al tamaño de las empresas en concurso, el 63% contaron con un activo inferior a dos millones de euros. La actividad concursal creció un 2% entre las compañías de este tamaño, un 7% en aquellas con un activo de entre cinco y diez millones de euros, un 9% en las de entre diez y 30 millones y un 14% en las de más de 50 millones de euros. El valor medio de los activos de las empresas declaradas en concurso aumentó un 14%, hasta los 4,2 millones de euros.

El informe de PwC también compara la situación concursal de España con la del resto de países europeos y destaca que, en 2016, España fue el que más cayó en número de concursos, con un 20% menos que en 2015. Además, al comparar los concursos de acreedores con el número de empresas existentes, el ratio de España (0,1) es mucho menor que el de países como Francia (2,1), Alemania (0,6) y Portugal (0,6).

El socio responsable de Reestructuraciones de PwC, Enrique Bujidos, indicó que estas cifras "ponen de manifiesto la estabilización en el número de concursos", ya lejos de los casi 4.900 que se registraron en 2013.

Según Bujidos, "los indicadores reflejan que muchas empresas españolas acuden a otras vías distintas de la concursal ante una situación de insolvencia, debido a las ineficiencias que puede presentar el sistema actual y al miedo de pérdida de reputación y negocio".