Preocupación en el sector tecnológica catalán por los problemas ante el desafío independentista.

Preocupación en el sector tecnológica catalán por los problemas ante el desafío independentista. Efe

Empresas Desafío independentista

Startups catalanas temen problemas financieros por el desafío independentista

Compañías del sector muestran su preocupación ante el posible cierre del grifo de la inversión tras un gran 2017.

El sector empresarial vive con mucha preocupación lo que sucede en Cataluña. Y el de las ‘startups’ tecnológicas no iba a ser una excepción. Las compañías de este sector con sede en Cataluña temen problemas financieros ante el desafío independentista y el posible cierre del grifo de la inversión tras los nueve primeros meses del año con cifras muy altas.

“Varios emprendedores que acaban de conseguir una ronda de financiación me han contactado para preguntarme qué hacen con el dinero”. Son las palabras de Jesús Monleón, fundador de Offerum y de la aceleradora Seedrocket y uno de los ‘business angel’ más activos de Barcelona. No son las únicas.

Problemas con la gestión financiera

Este medio se ha puesto en contacto con una decena de miembros del ecosistema catalán, entre emprendedores e inversores de capital riesgo, que coinciden en que las implicaciones financieras son una preocupación y han estado sobre la mesa en las reuniones de las últimas semanas. Numerosas compañías han logrado captar millones de capital para acelerar su crecimiento en los próximos trimestres

Varios fundadores de ‘startups’ de renombre en Barcelona, que han optado por no dar su nombre ante la situación actual, aseguran que ya han encargado planes de actuación en el plano financiero a sus distintos proveedores. ¿El objetivo? Poner a salvo su financiación, la ‘gasolina’ para sus negocios durante los próximos trimestres.

Varios emprendedores que acaban de conseguir una ronda de financiación me han contactado para preguntarme por qué hacen con el dinero

Un emprendedor, al frente de una de las compañías más punteras del sector, asegura que hace varios meses encargó un plan de actuación en caso de que la situación cambiara. Pero, a continuación, apostilla: “Calculamos que hay entre un 2 y un 5 por ciento de probabilidades de que haya un problema financiero”.

¿Cierre del grifo de la financiación?

Al margen del plano financiero, otra de las grandes preocupaciones del sector es el de la financiación. Las ‘startups’ son compañías que, en no pocas ocasiones, necesitan de financiación externa con la que acelerar su crecimiento para ganar cuota de mercado lo más rápido posible. Esa financiación procede, en muchos casos, de fondos de inversión nacionales e internacionales. ¿Qué sucederá con la inversión en Cataluña?

“El sector tecnológico tiene un riesgo muy alto para la inversión… si le añades un alto riesgo político puede generar problemas”, explica Phlippe Gelis, cofundador de la ‘startup’ Kantox. ¿Cuál puede ser el daño? “Depende de lo que dure el conflicto, pero es evidente que nos va a afectar”, asegura Monleón.

Hay inversores que, al menos en público, prefieren guardar silencio. “Hay momentos en los que es mejor guardar silencio y éste es uno de ellos”, asegura Luis Martín Cabiedes, inversor histórico de ‘startups’ en España con el fondo Cabiedes & Partners y con una fuerte vinculación con Barcelona.

Un ‘business angel’ destacado del sector ‘startup’ califica de “muy preocupante” la situación y recuerda que en “cualquier inversión, esta inestabilidad siempre es negativa; si hay tensión, hay menos inversiones”.

Hasta ahora, sin problemas en la financiación

Pese a todos los problemas, hay compañías con sede en Barcelona que han conseguido negociar y cerrar grandes rondas de financiación en las últimas semanas. Es el caso de 21Buttons, que ha logrado una inyección de 10 millones de dólares para acelerar su ‘app’ de moda. O el caso de Typeform, que anunció a mediados del pasado mes de septiembre una inyección de 35 millones de dólares para su tecnología de formularios online.

Inversiones en startups.

Inversiones en startups.

Otro de los inversores (y emprendedores) destacados del ecosistema asegura que hoy por hoy no está habiendo una reducción de la inversión, ni de los fondos nacionales ni tampoco de los internacionales. “No ha habido cambio; pero éste puede venir si se conduce peor la situación y acaba tocando a cifras puras de consumo… creo que habrá problemas si hay ‘startups’ con caídas en ventas y la gente decida gastar menos”, explica. Asegura que cuenta con varias operaciones en marcha, sin que estas se hayan visto paralizadas por la situación actual.

No ha habido cambio; pero éste puede venir si se conduce peor la situación y acaba tocando a cifras puras de consumo…

De las ocho principales ampliaciones de capital que se han sucedido en lo que va de año, seis han sido de compañías con sede en Barcelona: Letgo (dos rondas de 175 y 100 millones de dólares), o Jobtoday (35 millones de dólares) como compañías con sede principal fuera, pero con un gran centro de desarrollo en la capital condal.

¿Salidas de Cataluña?

Sobre posibles salidas o cambios de sede fuera de Cataluña, en las ‘startups’ consultadas no está sobre la mesa a corto plazo. Aunque todas explican que el transcurso de los acontecimientos será el que marque decisiones futuras.

Kantox, que tiene su matriz en Reino Unido (por razones regulatorias) pero su centro de operaciones se ubica en Barcelona, es un ejemplo de ello. No lo contempla, al menos, por ahora. “Nos mantenemos aquí, no tenemos ningún plan de movernos por ahora”, reconoce Gelis.

Barcelona, el gran ‘hub’

En los últimos años, Barcelona se ha convertido en uno de los principales ecosistemas tecnológicos de Europa. Ha liderado la inversión de capital riesgo en este tipo de compañías por encima de Madrid y ha atraído a gigantes de la tecnología que han instalado sedes allí.

Es el caso de Amazon, con su gran almacén en El Prat que ha supuesto una inversión de 30 millones de euros sólo para comprar la parcela, o con la sede en el sur de Europa para pymes, ubicada en el distrito tecnológico de la capital 22@. O el de otros grandes del videojuegos como King, que cuenta con un estudio de desarrollo con varios centenares de empleados. Compañías como la marca de gafas Hawkers también ha trasladado su sede a dicha zona.

Incluso, Barcelona ha sido una de las sedes propuestas como alternativa a Londres para instalar algunas de las startups del sector ‘fintech’ que decidieran hacer las maletas ante el ‘brexit’. El tiempo dirá cómo afecta a esta particular ‘candidatura’.