Sacha Michaud y Oscar Pierre, cofundadores de Glovo.

Sacha Michaud y Oscar Pierre, cofundadores de Glovo. Glovo

Empresas Startup

Glovo eleva su valoración a unos 70 millones tras la entrada de Rakuten y Cathay

Los japoneses y el fondo chino-francés lideran una ronda de 28,5 millones donde también participan otros inversores como el español Seaya Ventures, Antai Venture Builder o Bonsai.

Tras meses de negociación, Glovo ya tiene capital para pisar el acelerador. La compañía de ‘recaderos’ bajo demanda ha cerrado una ronda de financiación de 28,5 millones de euros. A la ampliación han acudido Rakuten, el gigante japonés del comercio electrónico, y el fondo francés de inversión Cathay Capital. La gestora española Seaya Ventures, Antai Venture Builder y otros inversores particulares también se suman a una operación con la que algunos ‘business angels’ han vendido todas sus acciones. La valoración de la compañía ronda los 70 millones de euros.

Durante los últimos meses, la compañía ha mantenido negociaciones con un puñado de fondos europeos y estadounidenses siendo Rakuten uno de los preferidos, tal y como adelantó EL ESPAÑOL durante el pasado mes de julio. Ahora, esas conversaciones han cristalizado en una de las operaciones más importantes del año y una inyección que permitirá acelerar en la expansión de su servicio.

Dos líderes y otros inversores

La operación, cuyo cierre fue avanzado por La Vanguardia, ya ha sido firmada. La compañía, que descarta hacer cualquier valoración a petición de este medio, logra capital para seguir financiando su negocio de entrega de todo tipo de productos bajo demanda.

En la ronda despuntan dos firmas: Rakuten y Cathay Capital. Son los encargados de liderar la operación. Según confirman a EL ESPAÑOL varias fuentes conocedoras de la ampliación, las dos firmas aportan la misma cantidad de dinero: 7,9 millones de euros.

A estas dos aportaciones se suma la de Seaya Ventures, que es ligeramente inferior a esa cantidad, según explican las mismas fuentes. Este fondo ya convive con Rakuten en el consejo de Cabify, donde ambos son los dos máximos accionistas.

¿El resto? Aportado por inversores ya existentes, entre los que se encuentran Antai Venture Builder (de los cofundadores de Wallapop, Miguel Vicente y Gerard Olivé), Bonsai Ventures (Tuenti, Infojobs, Cornerjob, Wallapop, Softonic) e inversores particulares como Bernardo Hernández (exGoogle y Yahoo y socio de e-Ventures), Félix Ruiz (Jobandtalent, Tuenti) y Zaryn Dentzel (exCEO de Tuenti). Según explican estas fuentes, esta inversión de accionistas que entraron en rondas anteriores (lo que en el argot del sector se conoce como ‘follow on’) se hace a través de una ‘nota convertible’.

70 millones de valoración

Como suele suceder en operaciones de este calibre, los ‘business angels’ e inversores iniciales tienen la opción de vender sus acciones en un mercado secundario con un pequeño descuento respecto al precio final al que se ha valorado la compañía. Algunos de ellos han completado ese movimiento. Las mismas fuentes aseguran que el dinero destinado a esta recompra de títulos ha sido relativamente bajo. No precisan la cifra concreta pero se encuentra entre uno y dos millones de euros.

En toda ampliación de capital, la ‘startup’ recibe una valoración anterior a la inyección y posterior. La primera es la clave porque es la que debe fijarse por parte de los que hacen las aportaciones y los fundadores en base a evolución y, sobre todo, expectativas de negocio futuras. Esa valoración ‘pre-money’ fue de unos 40 millones de euros, de acuerdo a esas fuentes. Es decir, el valor total de la compañía ronda los 70 millones.

Llamativa estrategia de Rakuten en España

De esta forma, Rakuten consolida su apuesta startups en España. Justo después de cerrar su tienda online, tras rendirse ante el dominio de Amazon, el gigante japonés decidió apostar por Cabify con una ronda millonaria (anteriormente había comprado el ‘Netflix español’ Wuaki.tv). Ahora llega su irrupción en Glovo.

Su apuesta por Cabify podría ser aún mayor si llega a buen puerto la ronda de financiación que la compañía española está negociando desde hace meses. Si finalmente se cierra esa ronda, cuya primera fase concluyó hace unos meses con una inyección de 100 millones de dólares, acudiría el brazo inversor de los japoneses como líder.

A estos movimientos hay que sumar otro destacado: el patrocinio del F.C. Barcelona. ¿Las cifras? 55 millones de euros por temporada por temporada para lucir su marca en las camisetas de los blaugranas.

¿Quién es Cathay Capital?

El otro gran protagonista de la ronda es Cathay Capital. Fundado en 2006 por el chino Ming-Po Cai es un fondo de inversión (centrado, principalmente, en ‘private equity’) chino-francés. Cuenta, según sus propias cifras, con 1.200 millones de euros de activos bajo gestión.

Es su primera inversión en España, donde hoy por hoy es un fondo bastante desconocido en el sector. En su fondo ‘Innovation’, centrado en startups donde invierte entre 5 y 25 millones de euros y que se cerró el pasado año, tiene a participadas como la estadounidense Trifacta (donde comparte sitio con gigantes de la inversión como Greylock o Accel) o la francesa Alkemics.

Las cifras de Glovo

Glovo inició su andadura en el año 2015. El primer pedido entró en el mes de marzo de ese año. Hoy está presente, según sus propias cifras, en 10 ciudades de tres países (Italia, Francia y España).

¿Su modelo de negocio? Se basa en el cobro de una comisión reclamada a cada uno de los miles de restaurantes y establecimientos que tienen como ‘socios’ (principal línea de ingresos) y otra por el envío. En el año 2015, su primer ejercicio de actividad y último del que hay cuentas disponibles en el Registro Mercantil, logró unos ingresos de algo más de 100.000 euros.

Meses atrás, Glovo se convirtió en el socio estratégico de McDonald´s para completar la entrega a domicilio de sus pedidos en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia o Málaga). A esto se suma la apertura de otras localidades para su servicio general como Palma de Mallorca o Bilbao.