Juan José Hidalgo, presidente de Globalia.

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia. EFE

Empresas Agencias de viajes

Globalia: el fraude de las subvenciones se come el beneficio de sus agencias

Las filiales del grupo de Juan José Hidalgo reflejan ya en sus resultados el golpe de la multa de más de 30 millones.

Ainhoa Murga

Halcón Viajes perdió 7,69 millones de euros en 2016. La cifra supone un varapalo para la agencia de viajes comparado con el beneficio de 5,8 millones del año anterior. Se explica, en parte, por los casi 9 millones que la filial del grupo Globalia consignó en la partida de gastos a causa de la condena por fraude continuado en las subvenciones aplicadas a los billetes de avión de residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

No es la única de las filiales del grupo sobre la que ya pesa este caso. Las cuentas de Globalia Business Travel (antes Travelplan Business) también se han visto arrastradas. En la memoria presentada al Registro Mercantil a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL se consigna el resultado del proceso judicial y se indica que, pese a que se considera culpable de los hechos a otra compañía del grupo en el ejercicio 2016 “la sociedad ha registrado un gasto por 5.304.000 en la cuenta de pérdidas y ganancias como efecto individual de esta incorrecta aplicación y su consiguiente coste financiero”.

De esos 5,3 millones, 959.000 euros se han consignado como gasto financiero por deudas con terceros y el resto en el epígrafe de ‘otros resultados’. Esta agencia registró pérdidas por 8,2 millones en 2016 frente a un beneficio de 3,01 millones en 2015.

En total, este caso ha tenido una repercusión de casi 14,3 millones sobre los resultados de ambas agencias.

El grupo que preside Juan José Hidalgo fue condenado al pago de algo más de 30,4 millones de euros por este caso. Este monto incluye la multa de 7,67 millones impuesta por el Juzgado de lo Penal nº1 de Madrid y la corrección posterior de la Audiencia Nacional que sumó 22,7 millones en concepto de responsabilidad civil. La primera sentencia se conoció el pasado mes de febrero y la corrección de la Audiencia en abril, cuando la empresa ya había cerrado las cuentas anuales del período 2016.

Los hechos tuvieron lugar entre 2010 y 2013 y afectan a cinco de las filiales del grupo: Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Travelplan (que ahora opera bajo la marca Globalia Corporate Travel), Tu Billete y PepeTravel, hoy disuelta.

La sentencia del tribunal madrileño consideró probado que se realizaron prácticas que llevaron a presentar a Fomento liquidaciones “por encima de lo cobrado al pasajero”, provocando que la Administración abonara pasajes aéreos con una cuantía superior a la legalmente establecida.

No obstante, el auto recogía que tanto la aerolínea como las agencias de viajes del grupo “realizaban toda su actividad en la creencia errónea de estar haciéndolo conforme a la ley, cuando se hacían constar excesos en las cantidades bonificables reflejadas en los audt coupons”. Globalia, que siempre defendió que si había cometido un error estaba dispuesta a asumirlo, ya había consignado en el Juzgado 30,37 millones de euros para hacer frente a la posible indemnización.

Según recogen las cuentas individuales de Viajes Halcón a las que ha tenido acceso este periódico, la filial de Globalia ha registrado por este hecho “un gasto por importe de 8.979.000 euros en la cuenta de pérdidas y ganancias”. Con esta sentencia se da por cerrado el caso de las subvenciones y consideran que “no se devengará ningún pasivo adicional para el grupo”.

Las cuentas de Viajes Ecuador presentadas en el Registro recogen también este hecho, pero no registra gastos similares a los de las cuentas de Halcón o Travelplan ni considera que vaya a devengar “ningún pasivo adicional” para el grupo “ni ningún otro aspecto que pudiera afectar a su operativa”. Esta filial registró un beneficio de 416.000 euros en 2016, menos de la mitad que el año anterior (1,04 millón) con unos ingresos de 131,5 millones, ligeramente por encima que en 2015. Al cierre de 2016, la filial de Globalia tenía 104 empleados, 15 menos que el año anterior. En tanto, Tu Billete no deposita cuentas desde el ejercicio de 2014.

Reestructuración en marcha

La agencia de viajes explica, por otra parte, que “en un contexto de atonía de la demanda de viajes en el mercado español”, continúa adaptándose al mercado, “ajustando el número de oficinas propias abiertas al público, cerrando aquellas que no contribuían efectivamente de forma positiva a la cuenta de resultados consolidada del grupo”. En concreto, durante el ejercicio cerró 58 oficinas propias y 27 franquiciadas. Aun así, mantiene la misma cifra total que el año anterior: 807 sucursales.

En las últimas semanas han surgido, incluso, rumores sobre el posible interés de Globalia en desprenderse de su negocio de agencia de viajes, en concreto de Halcón y de Travelplan, pero la empresa lo ha desmentido.

En 2016, la agencia de viajes de Globalia facturó 999,82 millones de euros, un 2,34% más que en el ejercicio anterior. En el período, las ventas se redujeron ligeramente, pero incrementó el monto que Viajes Halcón cobró por prestación de servicios a otras empresas del grupo pasando de 167.000 euros a casi 5,3 millones.

Según las cuentas de Viajes Halcón, al cierre de 2016 contaba con 1.692 trabajadores (226 de los cuales con contrato temporal), frente a los 1.749 del año anterior. Del total de empleados, 16 ocupan cargos directivos -dos más que el año anterior- y 1.556 es personal de las agencias de viaje, 147 trabajadores más. La empresa, por contra, ha prescindido en el período de 201 cargos intermedios y de cinco trabajadores administrativos. En 2016 aumentó, sin embargo, el gasto de personal, de 54,9 millones en 2015 a 57,6 en el último ejercicio.

Inspecciones y otros casos abiertos

Las cuentas de Halcón Viajes recuerdan también que derivado de la operativa de los programas de IMSERSO, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) impuso una multa de 1.200 millones de euros. La filial de Globalia ha impugnado esta multa y consideran que “será probable que se resuelva” a su favor, por lo que no se han registrado provisiones por este concepto.

En cuanto a la situación fiscal de Halcón, la Administración Tributaria abrió actuaciones inspectoras contra Globalia en 2012. En el ejercicio que concluyó el 31 de octubre de 2014, la sociedad firmó actas de conformidad respecto al Impuesto sobre la renta de los ejercicios de 2008 a 2011 y el Impuesto de Sociedades de 2007, “cuyo importe se registró en la sociedad cabecera del grupo por 405.000 más intereses”.

Por otra parte, Halcón inició un proceso de reclamación económico administrativa contra los acuerdos de liquidación por el IVA de 2010 y 2011 y el Impuesto de Sociedades de 2009 y 2010 “por una cuota de 6,8 millones más los intereses correspondientes, sobre el que ha firmado actas en disconformidad”. La sociedad no ha hecho provisiones por este concepto al considerar que no generará “pasivos significativos”.