José Antonio Sánchez en una Comisión de Control Parlamentario de RTVE

José Antonio Sánchez en una Comisión de Control Parlamentario de RTVE Juan Carlos Hidalgo Agencia EFE

Empresas TELEVISIÓN PÚBLICA

RTVE registra un superávit de 2,2 millones de euros en el primer semestre

  • El consejo de administración de la corporación pública ha aprobado los presupuestos para 2018 con unos ingresos de mil millones de euros, la cifra más alta desde 2012.
  •  

Noticias relacionadas

En medio de la polémica generada por la no retransmisión de la comparecencia de Mariano Rajoy ante la Audiencia Nacional en La 1, RTVE ha realizado su último consejo de administración de la temporada aprobando el proyecto de presupuestos de 2018 y presentando las cuentas del primer semestre del año.

El presidente de RTVE José Antonio Sánchez comunicó al consejo que al cierre de junio, la corporación presenta un superávit de 2,2 millones de euros “que pone de manifiesto la consolidación financiera de la Corporación y su salud económica”.

En la reunión de hoy también se presentó el proyecto de presupuesto de 2018, que por primera vez desde que Rajoy gobierna superará los mil millones de euros. Este 2017 los ingresos fueron de 977 millones según los Presupuestos Generales del Estado (PGE), un crecimiento que Sánchez explicó “como consecuencia de las mejores expectativas de recaudación provenientes tanto de la tasa radioeléctrica como de la de operadores de televisión y telecomunicaciones”.

Otro año de "equilibrio" presupuestario

En cuanto a los gastos, la mayor parte de las partidas prevén crecimientos muy pequeños, “salvo la dedicada abordar nuevos proyectos y seguir prestando unos servicios y programas de calidad a la sociedad española, y muy especialmente, los proyectos destinados a la transformación digital de la corporación”, dijo Sánchez.

Con todo, estos presupuestos tienen dos lecturas: por un lado RTVE se decanta por tercer año consecutivo por el estricto equilibrio presupuestario. El problema de esta apuesta es una ajustada previsión de ingresos. La ley de financiación de 2009 indica que casi dos tercios de la financiación de TVE están en manos de tasas sujetas a ingresos futuros, que se calculan en base a previsiones de mercado.

Después del fin de la publicidad en RTVE se estipuló que las empresas de telecomunicaciones deben destinar un 0,9% de sus ingresos brutos, mientras que las cadenas de pago debe aportar un 1,5% y las cadenas en abierto un 3%. El único ingreso fijo de RTVE es la aportación del Estado que en 2017 ha sido de 343 millones.

La reforma de la financiación de RTVE sigue aparcada

RTVE vuelve a elaborar sus presupuestos sin la esperada reforma de la financiación de la corporación. En los últimos meses el Congreso ha certificado el nuevo sistema de elección de su presidente y de su consejo de administración, una normativa que implicaría que antes de fin de año pudiésemos tener un órgano de dirección completamente renovado.

No obstante, en las cortes nadie ha planteado todavía el problema de la financiación de la cadena. RTVE ha perdido 475 millones de euros desde el fin de la publicidad en 2009 y a pesar de que en estos dos últimos cursos parece que alcanzará el equilibrio, desde muchos sectores se piden cambios en su sistema de financiación.

Desde sindicatos a trabajadores de RTVE, pasando a la propia SEPI y los directivos de la cadena en privado, piden que se modifique el sistema. Las soluciones pasan por la vuelta de la publicidad, aumento de los patrocinios, anuncios segmentados solo en algunas franjas e incluso un nuevo ERE para una plantilla de más de seis mil trabajadores.