De izquierda a derecha: Ricardo Olalla, Carlos de la Cruz Molina, Javier Arboleda, Felipe Jiménez Alonso, Roberto Álvarez, Susana Gómez, Zaira Unzue, Javier Romo, Cecilia Medina Marín y Miguel Ángel Uriondo.

De izquierda a derecha: Ricardo Olalla, Carlos de la Cruz Molina, Javier Arboleda, Felipe Jiménez Alonso, Roberto Álvarez, Susana Gómez, Zaira Unzue, Javier Romo, Cecilia Medina Marín y Miguel Ángel Uriondo.

Empresas FORO AUTOMOCIÓN EL ESPAÑOL - HYUNDAI y BOSCH

Autónomos, electrificados y conectados: el futuro del coche está en marcha

Los coches autónomos son una realidad, solo falta aunar esfuerzos en la industria del motor y preparar a los conductores.

La tecnología móvil ha cambiado por completo la forma en que se comunican y relacionan las personas. Y eso mismo sucederá con la movilidad por carretera. Será también la tecnología la culpable de que los coches vayan sin conductor, sean más sostenibles con el medio ambiente y se eviten accidentes mortales. Pero todo eso no está exento de retos para un sector que debe ser transversal en su forma de fabricar vehículos.

Así se ha puesto de manifiesto en el encuentro organizado por EL ESPAÑOL junto a Hyundai y Bosch. Sobre la mesa han estado presentes los retos a los que se enfrenta la industria como el futuro de los coches conectados, la realidad de los vehículos alternativos (destacando los eléctricos, híbridos y con pila de hidrógeno) y el reto de la conectividad.

Para comprender bien la situación que vive el mundo del motor, el vicepresidente de ventas Mobility Solutions de Bosch España y Portugal, Ricardo Olalla, ha comentado a modo de anécdota que dentro de su compañía hubo gente que no entendió bien el cambio de nombre en el área de automoción, que pasó a denominarse mobility solutions. Eso explica cómo está siendo el desarrollo conceptual dentro de sector. De hecho, el propio Olalla asegura que ahora mismo su compañía ha pasado de ser un proveedor de componentes a un desarrollador de soluciones de movilidad.

Futuro del sector automoción

Dentro de este contexto cabe preguntarse si todo el mundo hará lo mismo, conducirá el mismo tipo de vehículo y lo destinará a las mismas actividades. En este sentido, el service senior manager de Hyundai, Javier Arboleda, asevera que "no se debe ser un talibán, cada conductor tendrá un vehículo que se adapte a sus necesidades". 

Objetivo claro: mejorar la conducción

El coche autónomo dará comodidad y los vehículos eléctricos, híbridos o con pila de hidrógeno ayudarán al medio ambiente. Pero la subdirectora adjunta de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT), Susana Gómez, cree que cualquier tipo de avance tecnológico debe tener el mismo fin: "ayudar a que no se cometan errores humanos y, por lo tanto, se reduzca el número de accidentes".

Bajo esta premisa, la representante de la DGT en la mesa de debate ha sacado a colación un aspecto fundamental: la conectividad entre vehículos. "En la carretera, la sorpresa mata". Con esta rotundidad, Gómez ha manifestado que ahora mismo no se pueden eliminar todos los accidentes que se producen, pero sostiene que "la tecnología puede salvar vidas, y a eso debemos llegar". De ahí que una cuestión fundamental sea mejorar la conectividad entre vehículos. Que hablen entre ellos y se relacionen con su entorno para una mayor seguridad.

Para eso, Gómez asume que deben existir actores transversales, como por ejemplo startups especializadas o los operadores de telecomunicaciones, junto a los propios fabricantes para que esos retos salgan adelante.

Retos y oportunidades del coche autónomo

En la mesa de debate sobre el futuro del coche autónomo se reflejaron los grandes retos que debe afrontar la industria. Así, el director de Evaluación Técnica del CDTI, Carlos de la Cruz, cree que se debe tener en cuenta el aumento de población que se dará en los próximos años. Esto, además, se suma a las medidas que se están tomando desde los ayuntamientos de las grandes ciudades con la restricción del tráfico a cierto tipo de vehículos debido a los niveles de contaminación. Algo que De la Cruz asume -incluso- como "la mejor publicidad para los coches híbridos" ante el hecho de que los de combustión no puedan circular.

¿Pero está completamente madura la tecnología autónoma? "Nada más lejos de la realidad, los coches autónomos todavía tienen camino por recorrer". Con los pies muy en la tierra, el director de la Unidad de Sistemas Inteligentes en Vehículos del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA), Felipe Jiménez, cree que todavía hay problemas como las situaciones complicadas y de caos que los sistemas autónomos no tienen resuelto.

Entre la batería de retos que expuso el representante de INSIA destacan tres. ¿quién va a convencer a los conductores de que un coche puede ir totalmente solo; si hay un accidente con diversas víctimas, ¿quién es el responsable? y finalmente el tema de los costes.

Lo que viene detrás de la autonomía

La responsable de I+D+i y Formación de Sernauto, Cecilia Medina, explica que en España se generan más de 265.000 empleos directos en la industria de la automoción. Además, dentro del sector, de media se destina el 4% de la facturación en inversión para innovación y desarrollo. Por este motivo, cree que la llegada del vehículo autónomo tendrá un impacto más allá de la propia carretera. De hecho, Medina también habla sobre la llegada de diversos nuevos modelos de negocio alrededor del volante. Los coches compartidos, las nuevas formas de transporte de pasajeros... y más posibilidades que traerán los sistemas completamente autónomos.

Para que todo esto sea posible, el responsable de Proyectos de Movilidad de CIDAUT, Javier Romo, asume que no podrá haber ningún tipo de problema en la conectividad a la red para que los vehículos autónomos funcionen a la perfección. Y, por otro lado, cree que "durante bastantes años convivirán coches con distintos niveles de autonomía", algo que no será ningún problema, estima, pero con lo que debemos estar preparados.

Foto de la primera mesa redonda titulada: “Innovación, conectividad y tecnologías disruptivas en el sector”.

Foto de la primera mesa redonda titulada: “Innovación, conectividad y tecnologías disruptivas en el sector”. Pablo Cobos

La alternativa eléctrica gana peso

Como sucede con el concepto autónomo, lo que concierne al tipo de energía que mueve al vehículo, bien sea por combustión, eléctrica, híbrida, gas... también está en pleno proceso de cambio. Y estos cambios, lógicamente, suponen una serie de retos que se plantearon en la segunda mesa de debate.

Entre los más destacados, según ha expuesto de Javier Arboleda de Hyundai, está el que tiene que ver con el medio ambiente y las emisiones, que sería la esencia de por qué existen las alternativas a la gasolina. Y además, ha expuesto un reto poco citado en los grandes foros de debate en el sector.

"Hay otro [reto] del que no se habla tanto, pero que es igual de importante, se trata de la seguridad energética. Los recursos fósiles que utilizamos para alimentar nuestros vehículos, y otras muchas cosas, no están aquí, están lejos, y además se puede decir que están en manos poco fiables. Si nos cierran el grifo, podríamos tener problemas".

De este modo, sobre los cambios que se están dando en el sector, Arboleda lo tiene muy claro: "La industria del automóvil está reaccionado para dar soluciones. Además, el que se atreva a decir que solo hay una, no estaría en lo correcto".

En torno a esta misma idea el director del INSIA y también director de la Unidad de Sistemas Alternativos de Propulsión, José María López, es contundente al asegurar que "las marcas por fin se han dado cuenta de que todo ha cambiado". De este modo, la forma de hacer y fabricar ya no es la misma. Y así lo puso de manifiesto el doctor ingeniero industrial, que durante su presentación expuso los diferentes modelos alternativos que hay a los vehículos de combustión.

Pero como sucede con los coches autónomos, no todo se escribe en verso. El coordinador del Grado de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Nebrija, Roberto Álvarez, puso sobre la mesa de debate dos aspectos controvertidos. El primero de ellos tiene que ver con un hecho sobre emisiones. Sí, el coche eléctrico no genera contaminación "en local"; es decir, mientras se usa. Pero generar esa energía sí contamina.

Y ahí entronca el segundo conflicto: "si conducimos de manera agresiva habrá un mayor gasto eléctrico". Por eso, Álvarez considera lógico que los fabricantes fomenten que no haya una conducción agresiva al volante para que el gasto de energía sea el más razonable posible.

Foto de la segunda mesa redonda titulada: “Situación actual, seguridad y autonomía de los vehículos”.

Foto de la segunda mesa redonda titulada: “Situación actual, seguridad y autonomía de los vehículos”.

Retos ante el futuro eléctrico

Como si fuera un mantra, cada ponente ha explicado los retos a las alternativas a los vehículos tradicionales. Así, Zaira Unzue, directora de Marketing de IBIL, tiene claro que poco a poco los conductores verán que estas alternativas son una posible ventaja frente al modelo clásico. Aunque asume que el número de ventas por ahora es relativamente bajo. Y asegura que eso no se debe a la falta de oferta en el mercado, donde los fabricantes tienen un amplio abanico de opciones para que los clientes puedan elegir.

Por su parte, la directora del Área Industria y Medio Ambiente de Anfac, Arancha García, asegura que también hay retos en el modelo de negocio del sector de la automoción. Señala que "España debe adaptarse a la fabricación masiva de otro tipo de coches que no sean los de combustión". Para ello, y como solución a la falta de ventas, García señala que habría que incentivar la demanda con una mejor fiscalidad a nivel impositivo cuando se compra este tipo de vehículos, así como una mejor infraestructura en la red de carga, algo imprescindible en este tipo de coches.

No obstante, Javier Arboleda, de Hyundai, cree que todavía habrá una larga y normalizada existencia entre todos los tipos de vehículos que están llegando al mercado.

El evento de automoción de EL ESPAÑOL contó con la colaboración y difusión de Faconauto, Sernauto, World Shopper, la Asociación Madrileña de Distrbuidores de Automoviles y la Asociación Española de Profesionales de Automoción.