El inversor estadounidense, de origen húngaro, George Soros.

El inversor estadounidense, de origen húngaro, George Soros. Sean Gallup Getty Images

Empresas Tras invertir 200 millones

Soros se prepara para salir de Hispania con 350 millones bajo el brazo

Tras invertir 187 millones y cobrar 7,6 de dividendos, en 2020 dará el ‘gran golpe’ con los hoteles.

Noticias relacionadas

La estrategia de liquidación de la socimi Hispania se cumple al pie de la letra. Y con ella, la de George Soros, su principal accionista con casi el 17% del capital a través de sendos vehículos de inversión de Soros Fund Management.

Se trata de una de esas operaciones de manual de estos grandes inversores, con fecha de inicio y de finalización, de 2014 a 2020. Seis años en los que el magnate estadounidense, de origen húngaro, ha inyectado 187 millones de euros y recibido 7,6 millones de dividendo. Y que, ahora, espera sentado a recoger los frutos con la liquidación ordenada de la socimi.

Liquidación millonaria: 2.200 millones

Oficinas, viviendas y, en última instancia, el numeroso portfolio hotelero -todavía no completado en su totalidad- que permitirá a los actuales accionistas repartirse unos 2.200 millones de euros, de los que Soros, por su 16,87% en Hispania, se llevará unos 350 millones. En torno a un beneficio neto de 150 millones.

Tras la decisión tomada por la junta de accionistas el pasado 6 de abril, de prorrogar el plazo para compra de activos hasta el próximo 31 de diciembre, la sociedad inmobiliaria controlada por varios fondos estadounidenses -con el de George Soros, Quantum Strategic Partners (QSP) a la cabeza-, se ha metido de lleno en la primera fase de esa liquidación, con la venta de los edificios de oficinas. Y, en virtud de la referida prórroga, la socimi tiene el compromiso de invertir más de 200 millones de euros, antes de que acabe 2017, para engordar su cartera de activos hoteleros.

A partir de 2018 ni una compra, solo ventas

A partir de aquí, entre 2018 y marzo de 2020, el plan previsto solo contempla la venta de activos. Ya no habrá ninguna compra más y todo serán ventas, recuerdan desde la sociedad presidida por Rafael Miranda -también al frente de Acerinox- y dirigida por el tándem formado por Concha Osácar y Fernando Gumuzio, responsables de la gestora Azora.

Ambos procesos, compras de hoteles y venta de oficinas y pisos, se van a simultanear durante los próximos seis meses, como lo han hecho en la última semana. Periodo en el que la socimi ha vendido un edificio de oficinas en Madrid a la familia Lladó -propietaria de la ingeniería Técnicas Reunidas-, y ha comprado dos hoteles, en Benidorm (Alicante) y Mallorca. Curiosamente, los 35,7 millones percibidos por el edificio en Madrid son los mismos que la socimi ha abonado por los dos establecimientos hoteleros.

Compra de los últimos 10 hoteles

Tomando como referencia ese margen de precios en los que se han comprado estos hoteles, entre 15 y 20 millones de euros, con los 200 millones de euros de que dispone Hispania para aumentar su cartera hotelera, hasta el 31 de diciembre serán otros 10 los establecimientos que se adquieran. En principio, el interés se centra en hoteles de playa, pero no se descarta que también, si surge la ocasión, pudiera adquirirse algo en Madrid, apuntan desde la socimi que gestiona Azora.

En el caso de la liquidación de oficinas, la venta del inmueble a la familia Lladó será la última que se efectúe al por menor. Existe un mandato de compra dado para que la operación del resto de oficinas se efectúe de una tacada, comentan desde Hispania.

25 edificios de oficinas por 1.000 millones

Se busca un único inversor que se quede con 25 edificios de oficinas, que suman una superficie bruta alquilable de 186.745 metros cuadrados. Cartera que, evidentemente no se va a pagar a los 7.800 euros por metro cuadrado abonados por los Lladó por el inmueble recientemente adquirido en Madrid, pero que sí podría estar en los 5.000 euros, de manera que se podrían obtener unos 1.000 millones de euros.

Respecto al segmento residencial, la decisión de Hispania, salvo que llegue una oferta irresistible, pasa por vender las más de 700 viviendas de su propiedad en el mercado minorista. Entre enero y marzo de 2017, la socimi vendía pisos por casi 2 millones de euros,  a un precio un 47% superior a la inversión realizada y un 16% por encima del último valor de tasación. En este caso, el ingreso que se baraja por el traspaso de estos bienes residenciales estaría en torno a los 230 millones de euros.

Hasta 14.000 camas hoteleras

Sin oficinas y sin viviendas, Hispania se centrará de lleno en el sector hotelero. Primero, para comprar los últimos 10 establecimientos y, seguidamente, poner en valor las aproximadamente 14.000 camas que estarán bajo su control y proceder a su traspaso, antes de marzo de 2020, por no menos de otros 1.000 millones de euros.

En el primer trimestre de 2017, las casi 11.000 camas de sus hoteles propiciaron que este segmento  incrementara un 14% su beneficio operativo, gracias a los 26 millones de rentas obtenidas, que suponían un aumento del 35%.

En ese primer trimestre, Hispania completaba, con la incorporación de los últimos cuatro hoteles en Gran Canaria, el portfolio ‘Dunas’, una operación cerrada en 77 millones de euros, y compraba a NH un hotel en Málaga de 245 habitaciones por 41 millones de euros. Adquisiciones que, en el segundo trimestre, se ampliaban con los establecimientos recientemente comprados en Benidorm y Mallorca.