El informe analiza las decisiones reales de compra

El informe analiza las decisiones reales de compra EFE

Empresas Productos

Coca-Cola no falta en las mesas españolas: sigue siendo la marca más consumida

El informe Brand Footprint presenta las 50 marcas que más se consumen en nuestro país en 2016.

Noticias relacionadas

Los españoles son personas de costumbres. En sus cocinas siempre hay espacio para los productos de marca Coca-Cola, El Pozo y Campofrío. Así se desprende del estudio Brand Footprint presentado por Kantar Worldpanel, que revela cuáles han sido las 50 marcas más consumidas en España en 2016. 

Danone no falta en las neveras españolas

Las conclusiones de este informe evidencian que son varias las marcas que se mantienen estables en los primeros puestos. Como en ediciones anteriores, Coca-Cola sigue siendo la más elegida por los consumidores (140,1 millones de Contactos con el Consumidor); El Pozo, por su partees la que está más presente dentro de los hogares españoles (79%); y Danone se mantienen líder en el Top 50 al poseer 7 marcas que están en el ranking (Activia, Danone, Vitalia, Actimel, Danonino, Fontvella y Oikos).

Las 50 marcas más consumidas en España

Las 50 marcas más consumidas en España Fuente: Brand Footprint 2017, Kantar Worldpanel

El informe deja entrever una cierta estabilidad, pues 9 de las 10 marcas más elegidas ya estaban presentes en el primer ranking, lo que demuestra que los principales nombres mantienen su fortaleza. Este año Puleva se encuentra en el Top 10 con 52,5 millones de Contactos con el Consumidor. 

También hay 4 marcas que destacan porque crecen a doble dígito: Buitoni (con un crecimiento del 44% y que ha entrado este año en el Top 50 de este informe), Oikos (21%), Serrano (12%) y Valor (11%). 

Más de la mitad de las marcas son locales

El informe Brand Footprint subraya el hecho de que las marcas mantienen sus feudos, es decir, se mantienen fuertes en las Comunidades Autónomas donde ya eran líderes el año pasado.

Mapa de las marcas por Comunidades Autónomas.

Mapa de las marcas por Comunidades Autónomas. Fuente: Brand Footprint 2017, Kantar Worldpanel

La más importante es El Pozo, número 1 en siete Comunidades Autónomas (Galicia, Navarra, Castilla La Mancha, Extremadura, Andalucía e Islas Canarias). Le sigue Coca-Cola liderando 5 territorios (Comunidad de Madrid, Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana), Campofrío con 4 (Castilla y León, Cantabria, País Vasco y La Rioja), y Central Lechera Asturiana que es líder en la comunidad autónoma de la que toma el nombre. 

Hay otros 4 nombres regionales que no aparecen en el ranking general pero que son importantes en las Comunidades Autónomas: Larsa (segunda en Galicia), Damm (número 4 en Cataluña), Cruzcampo (octava en Andalucía) y Natura (décima en Andalucía). Es relevante pues el informe revela que las marcas locales se defienden, ya que más de la mitad siguen siendo locales (26 de las 50). 

Ganar clientes es clave para crecer

El informe pone de manifiesto que el mercado español tiene un alto nivel de competitividad, ya que el 80% han cambiado su posición. Por eso, se remarca la necesidad de las compañías de tomar acciones para poder defender sus posiciones. 

Ganar clientes es clave. Según el informe, 8 de cada 10 compañías que crecieron lo hicieron ganando compradores, centrándose sobre todo en estar presentes en el mayor número de hogares posibles. Para conseguirlo, una de las tácticas fue invertir en marca: 7 de cada 10 empresas han incrementado su inversión publicitaria y 6 de cada 10 han utilizado más activamente las promociones. 

Otro factor clave que puso de relieve el informe fue la innovaciónde las compañías que crecieron 4 de cada 10 han lanzado novedades que fueron exitosas en un 90%.

Dentro de los nombres que crecen, son las nuevas marcas en el ranking las que destacan, creciendo el doble que el resto.

Kantar Worldpanel hace este informe en 43 países, analizando 15.300 marcas y 300.000 millones de decisiones reales de compra. La conclusión que más destaca de este informe a nivel global es que, por primera vez, el gasto en Gran Consumo en países emergentes supera al de los desarrollados