Un edificio de El Corte Inglés.

Un edificio de El Corte Inglés. EFE

Empresas Distribución

Cuánto vale El Corte Inglés: baile de valoraciones ante una salida a bolsa muy improbable

La compañía presidida por Dimas Gimeno ha sido valorada en diversas ocasiones con cifras que nada tenían que ver entre sí. Y es por algo.

No es la primera ni será la última vez que se hable sobre una hipotética salida a bolsa de El Corte Inglés y que, por tanto, comience el baile de cifras: ¿cuánto vale el gigante de la distribución?

El presidente de la compañía, Dimas Gimeno, señaló este viernes en la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges que no descartaba sacar la compañía a Bolsa "en un futuro" si ello resultaba "bueno" para el grupo. No obstante, recalcó que hoy por hoy no es una opción que esté sobre de la mesa.

Fuentes de la compañía fueron más allá, e insistieron en que pasará varios años antes de que los grandes almacenes vayan a dar el paso, dado que la situación del accionariado es estable y no tienen necesidad de liquidez.

Pero sirvan las recientes especulaciones para volver a hacernos la misma pregunta que escuchan los periodistas más veteranos desde hace décadas: ¿Cuánto vale El Corte Inglés?  

14.257 millones, la valoración de 2007

Más de 14.000 millones de euros es la cifra que dieron en 2007 los profesores del IESE José Manuel Campa y Pablo Fernández después de que César Areces Fuentes, sobrino de Isidoro Álvarez y propietario del 0,69% del capital, les encargara una valoración basada en los flujos de caja descontados, lo que daría el valor de mercado de la compañía.

Areces Fuentes pedía al líder entre los grandes almacenes europeos que la compañía le pagara por sus acciones 98,52 millones de euros, lo que suponía valorar El Corte Inglés en 14.275 millones. La firma le ofrecía 35 millones, basándose en el método del cálculo del activo neto real, lo que dejaba el valor de la firma en 5.500 millones. Por aquel entonces, la jueza Miriam Iglesias ratificó la valoración de los profesores del IESE, lo que obligaba a El Corte Inglés a adquirir las acciones del demandante a ese precio. La compañía, no obstante, recurrió el fallo.

Finalmente, cerca de dos años después El Corte Inglés llegó a un acuerdo extrajudicial con César Areces para pagarle aproximadamente unos 50 millones de euros por su participación. Es decir, valoró la empresa en más de 7.000 millones.

10.000 millones, la más reciente

Hoy por hoy, la cifra que se considera más certera es la que se derivó de la entrada del jeque catarí en el accionariado de la compañía en julio de 2015. Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani llegó a un acuerdo para hacerse con el 10% del grupo de distribución español por 1.000 millones de euros. Además, si la compañía no logra una determinada evolución de resultados, el jeque Hamad Bin Jassim, podría quedarse con el 12,5% de los títulos. De esta operación se dedujo que El Corte Inglés vale entre 8.000 y 10.000 millones de euros.

Es complicado fijar cuánto vale El Corte Inglés porque, al no ser una empresa cotizada, depende de cómo se evalúen sus activos y sus rendimientos. Esta cifra, la que se dedujo de la venta del 10% al jeque catarí, tampoco contentó a todos los accionistas. Corporación Ceslar, gestora del 10% de las acciones en manos de una heredera del fundador, Carlota Areces, criticó entonces la operación y los conflictos se fueron sucediendo.

Ceslar encargó en septiembre de 2015 la valoración de la compañía a una gestora de fondos, Neila Capital Partner SGIIC. En aquel entonces estimó que el valor del grupo El Corte Inglés estaría situado entre los 14.800 y los 16.400 millones de euros.

Pero esta valoración tampoco tiene demasiada credibilidad. Desde el grupo insisten en que el modelo de El Corte Inglés es único y ajeno a la competencia. No es que no se enfrenten a otras empresas en distintos sectores, pero no hay ningún otro gran almacén en España con el que compararse. E incluso si lo hubiese, hay un elemento de distorsión que hace casi imposible cualquier comparativa: el elevado patrimonio inmobiliario del grupo.

Una valoración que hizo la tasadora Tinsa hace casi un lustro ponía una etiqueta de 18.000 millones a los edificios del grupo, muy por encima del valor en libros, debido principalmente a que "son emblemas de su entorno e iconos del comercio en aquellas poblaciones donde están implantados gracias, sobre todo, a esas ubicaciones".

Asimismo, aunque reconocen que la entrada del jeque catarí es un indicador real sobre el precio, no tiene nada que ver lo que se paga por una participación minoritaria que el coste que tendría una participación de control.

¿Conclusión? Vamos a tardar años en saber cuánto cuestan los grandes almacenes. Hasta que la decisión de la salida a Bolsa no esté tomada, y no es algo inminente, no se sabrá cuánto vale la compañía. Lo demás, hasta entonces, son meras hipótesis.