Santiago Barreno, presidente del consejo de administración de La Razón, en el centro de la imagen.

Santiago Barreno, presidente del consejo de administración de La Razón, en el centro de la imagen.

Empresas

Santiago Barreno, cuarto directivo de La Razón requerido por el juez Velasco

El presidente del consejo de administración del periódico de Planeta, investigado en el marco de la Operación Lezo.

Noticias relacionadas

En el marco de las investigaciones del juez Eloy Velasco se sabía que aparecían como investigados -la nueva forma de decir ‘imputados’- el presidente de La Razón, Mauricio Casals; el director del periódico, Francisco Marhuenda, y el consejero Edmundo Rodríguez Sobrino, apoderado de uno de los principales inversores. A estos nombres se le suma este lunes una petición de información sobre otro directivo de primer nivel del periódico de Planeta, el presidente de su consejo de administración, Santiago Barreno Sevillano.

Barreno es el presidente del consejo de administración de Audivisual Española 2000 S.A., la empresa editora de La Razón, y su firma aparece en primer lugar en la cuenta de resultados que se entrega al Registro Mercantil, junto a la de los administradores procedentes de Iberoamericana de Inversiones y Proyectos, S.A., José Ramiro Garza Vargas y el investigado Rodríguez Sobrino.

Los investigados de La Razón - Foto publicada por La Razón

Los investigados de La Razón - Foto publicada por La Razón

Según las cuentas del grupo, “las funciones de Alta Dirección de la sociedad son asumidas por el Presidente del Consejo de Administración, como Director General de la Compañía”, lo que supone que Barreno era el máximo directivo, como tal, de la sociedad. En 2015 los miembros del consejo de administración de la compañía se subieron drásticamente el sueldo, de 847.858 euros hasta 1,385 millones.

El principal accionista de La Razón es Planeta 2010, con un 56,88% de la sociedad, seguida por Iberoamericana de Inversiones y Proyectos (23,9%), Antena 3 Noticias (15%) y un grupo de accionistas con menos del 10% que controla un 4,22% de la sociedad.

La Razón, en las cuentas publicadas en 2015, señaló que la venta de ejemplares supuso una caída de casi medio millón de euros en la facturación, hasta 25,7 millones, que se compensó con un incremento de la venta de publicidad, que supuso 32,5 millones. La facturación del periódico en 2015 se situó en 58,2 millones, con un beneficio de algo más de 16.000 euros.

Los firmantes de las cuentas de La Razón

Los firmantes de las cuentas de La Razón

Edmundo Rodríguez Sobrino, despedido hace sólo un año como presidente de Inassa, la filial latinoamericana del Canal de Isabel II, por su relación con los Papeles de Panamá, ocultó en un banco suizo una cartera de fondos del banco Crédit Agricole valorada en 402.239 euros que regularizó en 2012 acogiéndose a la amnistía fiscal. Es lo que se deduce de uno de los autos de registro dictados por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. El juez cree que hay indicios de que una hija de Rodríguez, imputada, controla el patrimonio de su padre y es titular de bienes e inmuebles que le pertenecerían.

Rodríguez Sobrino es el nexo fundamental entre el Canal de Isabel II y La Razón, empresas ambas en las que ocupaba cargos y que tenían un transvase de fondos constante entre una y otra. Más allá de los ingresos por publicidad, ya de por sí hinchados si nos atenemos a su audiencia, Fuentes próximas a la Asamblea de Madrid confirmaron a EL ESPAÑOL que la empresa pública metía un millón de euros al año al medio que dirige Francisco Marhuenda.