Eamonn O'Hare, fundador de Zegona, quiere crecer en España.

Eamonn O'Hare, fundador de Zegona, quiere crecer en España.

Empresas

Zegona seguirá de compras en España y Telecable venderá móvil fuera de Asturias

La sociedad de inversión que controla Telecable dará TV a otros operadores y aprovecha para lanzar pullas a MásMóvil.

Euskaltel parece haber decidido posponer indefinidamente la compra de Telecable, si bien es una operación en la que se ha avanzado tanto que un buen fin de semana de negociaciones puede servir para arreglarlo todo. La dueña de la operadora asturiana, lejos de pensar en esquivar el mercado español, ha mostrado su interés en seguir realizando adquisiciones en nuestro territorio y ha dejado claro que prefiere no hacer compras que comprar mal, en una referencia que invita a pensar en la compra de Yoigo por parte de MásMóvil.

Eamonn O’Hare, presidente y fundador de la sociedad de inversión británica, señaló recientemente, durante la presentación de resultados de la compañía, que sigue viendo “oportunidades atractivas de inversión” en nuestro país, pese a su fracaso a la hora de entrar en Yoigo -una operación que le amargó ACS, que prefirió la oferta de MásMóvil- y el retraso en la consolidación del cable del norte.

“Vemos muchas oportunidades fuera de Asturias, así que estamos explorando activamente cómo expandir nuestra huella de cable fuera de la región. Sólo tienes que mirar un mapa y ver que hay algunas zonas vacías muy cerca, y tenemos ideas de negocio sobre cómo hacerlo. Además, buscamos oportunidades de compra en el pais que puede que no sean obvias para todo el mundo. Pero está bien, no queremos que lo sean. (...) Algunas de ellas están ya muy desarrolladas”, precisó, lo que hace pensar en que sean más inminentes de lo que parece.

El directivo dejó claro que la salida por España puede ser de otras formas. “Podemos estirar las piernas fuera de Asturias en cosas como el fútbol por Internet. Tenemos muy buena tecnología y ofrecer una experiencia de televisión a gente de Madrid, Sevilla o Marbella es una posibilidad”, señaló.

Además, dejó claro que “nada impide que no podamos ser un operador móvil virtual en España usando el acuerdo con Telefónica”. Siempre, eso sí, hablando con los azules primero. “Ya hemos hablado de esto con ellos y están abiertos a que ampliemos los servicios que ofrecemos, pero lo haremos de una manera reflexiva y consistente con la relación que tenemos”, precisó la compañía.

Un gran lugar en el que invertir

O’Hare, que entre 2009 y 2013 fue director financiero de Virgin Media y contribuyó a vender la compañía a Liberty Global por 24.000 millones de dólares, recordó que, pese a todo, “España ha sido un gran lugar en el que invertir durante los últimos tres años”.

“Hemos visto una recuperación macroeconómica, tenemos una política muy estable en comparación con el resto de Europa y vemos una recuperación bastante buena de los precios en la industria. Y recuerdo que ésa era precisamente una de las tesis iniciales de Zegona cuando decidió entrar en España hace año y medio”, indicó el directivo a los analistas. “Desde que creamos Zegona hace casi dos años, mi opinion es que el entorno en Europa para ejecutar nuestra estrategia de comprar/arreglar/vender nunca ha sido mejor”, añadió.

O’Hare cree que Telecable ha tenido buenos resultados desde que entraron en la asturiana y que sus resultados están alineados con su previsión, con un crecimiento del 3% en los ingresos y del 9,7% en el flujo de caja. El objetivo para 2017 es elevar la facturación en entre un 3 y un 5% y mantener la generación de caja con un alza de dos dígitos, con un crecimiento del 11% en el dividendo.

Operaciones en Europa

El directivo afirmó que tiene una lista de entre 70 y 80 adquisiciones que se ajustan al tamaño deseado, compañías de entre 1.200 y 3.600 millones de euros. “De esas hemos identificado una lista de entre 14 y 16 compañías, y una lista más corta de entre cuatro y seis”, precisó. En las respuestas a inversores confirmó que aunque algunos mercados maduros como Holanda no son interesantes, el español sí lo es.

¿El tipo de compañías en las que tienen interés? Más cable mediano como Telecable, para repetir por Europa lo que han hecho en la asturiana; también algunos operadores exclusivamente móviles, y algunos pequeños incumbentes. Telefónicas en miniatura, para entendernos. “Es otra forma de hablar de compañías como BT, pequeñas BT que aún no se hayan convertido a la religión de BT de ser un negocio de entretenimiento y comunicaciones”, subrayó O'Hare.

Sobre la rigidez financiera que les caracteriza, y que muchos dicen que frenó la compra de Yoigo, O’Hare tiene una opinión: “Hay quien puede habernos acusado de ser demasiado estrictos financieramente. De hecho, de alguna manera, tenemos una reputación de decir que no en los últimos dos años más que de llegar a acuerdos. No me importa tener esa reputación. Siempre he dicho a nuestros inversores que prefiero no llegar a acuerdos que llegar a malos acuerdos (nota del redactor: nótese la pulla incorporada a MásMóvil y Providence). Empiezo a sonar como Theresa May, pero el hecho que importa es que sólo llegamos a acuerdos que tengan sentido estratégico y financiero para nuestros accionistas”.

Zegona fue especialmente favorable al nuevo, “fabuloso e innovador acuerdo con Telefónica”, que les permitirá “ser mucho más agresivos en vender móvil a nuestra base de fijo. Tenemos una penetración de sólo un 55% y podemos llevarla al 60% o al 70% con el tiempo, y no mucho tiempo”.

Televisión 4K en julio

El CEO de Telecable, Alejandro Martínez Peón, dejó claro que Telecable está aguantando bien el arreón de Telefónica y la competencia de Vodafone y Orange, cuyas acciones puerta a puerta están teniendo menos éxito a medida que pasa el tiempo. Adelantó, además, que empezarán a desplegar desde julio un nuevo deco 4K para dar fútbol en ultraalta definición.

La compañía prevé, más que desplegar antenas en la banda de los 2,6Mhz, ampliar la cobertura de Wifi en Asturias, con su servicio Wifisfera. Tiene sentido: Cada cliente que se conecta por wifi ahorra datos a la compañía y reduce la factura a abonar a Telefónica, mejorando así los márgenes.