Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, durante una conferencia en San Francisco

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, durante una conferencia en San Francisco Gtres

Empresas Ingeniería fiscal

Las cinco grandes tecnológicas pagaron sólo 60 millones de impuestos desde 2010

Apple, Google, Amazon, Facebook y Microsoft abonaron 14 veces menos que los 860 millones pagados por todo el grupo Inditex en 2015.

Jesús Martínez

Entre las cinco suman una valoración en bolsa de 2,4 billones de euros y un volumen de negocio de 500.000 millones en todo el mundo. Son las cinco principales multinacionales tecnológicas: Apple, Google, Amazon, Facebook y Microsoft. Todas ellas cuentan con una ingeniería fiscal con la que han logrado reducir al máximo su factura fiscal en España, donde entre todas sumaron sólo en 2015, último año disponible, una facturación superior a los 1.700 millones de euros (más del 60% pertenece sólo a la empresa fabricante del iPhone y fundada por Steve Jobs).

Desde el ejercicio 2010, estas grandes empresas sumaron entre todas sus filiales apenas 60 millones de euros de impuestos por sus beneficios. Esa cifra representa catorce veces menos que lo pagado por todo el grupo Inditex sólo en 2015 que, sólo en España, pagó cerca de 500 millones de euros.

Las estructuras fiscales

Las cinco compañías mantienen estructuras fiscales similares, aunque con distintas sedes y operativas. Facebook o Google tienen un esquema similar: la filial española actúa como comisionista y su facturación sólo se basa en los servicios de marketing que llevan a cabo el equipo español para vender los productos publicitarios de la empresa en el país. Depende directamente de su matriz en Irlanda. En el caso del buscador, la empresa ha pagado 7,4 millones de euros de impuestos desde 2010, mientras que la red social suma apenas 370.000 euros.

Apple también tiene su matriz en Irlanda, pero su actividad se basa en dos filiales. Una, Apple Iberia, tiene por objeto los servicios de marketing y soporte de las ventas. Otra, Apple Retail, es la que concentra las ventas de productos electrónicos en sus tiendas físicas y la gestión de éstas. Entre las dos pagaron a Hacienda desde 2010 unos 15,5 millones de euros, según las cuentas presentadas en el Registro Mercantil.

En el caso de Microsoft tiene dos compañías con las que organiza su actividad. Pero la que contiene su negocio principal es Microsoft Iberica (su matriz es Microsoft Holding, que también ‘esconde’ un buen mordisco de sus ingresos de la filial holandesa). Ésta pagó unos impuestos de algo más de 36 millones. A esta cantidad hay que sumar otros más de 30 millones de euros que la Agencia Tributaria le ha exigido tras varias inspecciones en los últimos años y cuyo resultado ha sido impugnado por la propia compañía fundada por Bill Gates.

Amazon es la gran tecnológica con más filiales en España. Cuenta con cuatro: la última en incorporarse, como adelantó EL ESPAÑOL, es Amazon Online España, para gestionar su negocio publicitario. Entre todas, sumaron unos ingresos de unos 339 millones de euros. El saldo acumulado del Impuesto de Sociedades en estos años desde 2010 es positivo, debido a las pérdidas acumuladas, principalmente en la filia Amazon Spain Services (antigua Buyvip).

Un negocio ‘irreal’

Con todo, el negocio que generan las filiales de estas compañías no se corresponde con su actividad real. El caso de Google y Facebook es significativo. Entre ambos se estima que suman más de la mitad de la publicidad online en España. Es decir, en España se trataría de más de 600 millones de euros, según los cálculos de IAB Spain. Entre ambos, ese año 2015 sumaron algo más de 74 millones de euros en ingresos a través de sus dos sociedades locales españolas.

En el caso de Amazon, mantienen dos vías para registrar su negocio en España. Por un lado, a través de sus filiales, que en muchos casos actúan como meras comisionistas (una para su negocio en la nube, otra para servicios, para la gestión de sus almacenes y para su negocio publicitario). Por otro, con la sucursal de su matriz luxemburguesa (Amazon EU Sarl) con la que registra todo su negocio en España, pero se desconocen las cifras pues las presenta en ese país sin desglosar.

Sin noticias de los datos de Apple

Hace tan sólo unos meses, la Comisión Europea planteó una decisión histórica: pidió la devolución de más de 13.000 millones de euros en impuestos no pagados durante los últimos años en Europa. ¿Cuánto de esa cantidad pertenece a España? Se desconoce, pese a que la Comisión Europea ha puesto a disposición de los estados miembros, también el español, el documento en el que revela por primera vez de forma pormenorizada la estructura y las operaciones económicas y financieras de Apple en Europa.

En diciembre, el ministerio de Hacienda no sabía si iba a pedir a Apple impuestos atrasados. “El ministerio no tiene una decisión adoptada”, explicaban a EL ESPAÑOL fuentes gubernamentales. A una pregunta de Francisco de la Torre, diputado de Ciudadanos y presidente de la comisión de presupuestos del Congreso de los Diputados, el Ejecutivo aseguró hace algo menos de una semana que mantiene “contacto regular con las instituciones comunitarias a través de diversos grupos de trabajo y reuniones periódicas y espontáneas, en los que participa la Agencia Tributaria”.

¿Y Google?

Google es otra de las que ha sido vigilada de cerca por las autoridades fiscales españolas. Pero aún no ha habido ningún resultado de esa investigación. El pasado verano, inspectores de Hacienda entraron en su sede en una operación con la que querían investigar sus cuentas para detectar si ha habido evasión de impuestos.

Esta investigación a la compañía, que ya tuvo que ponerse al día con Hacienda en 2013 pagando 1,9 millones más y así regularizar el Impuesto de Sociedades pagado en los ejercicios 2007 y 2008.

La empresa fundada por Mark Zuckerberg ha salido indemne. Facebook es la única que no ha sufrido ninguna investigación formal ni de las instituciones europeas, ni de la Hacienda española. Hasta el año 2015 no ha sufrido ninguna inspección, al menos que haya sido recogida en sus cuentas.