El mejor talento joven ‘made in Spain’ viaja a Silicon Valley

El mejor talento joven ‘made in Spain’ viaja a Silicon Valley

Economía

El mejor talento joven ‘made in Spain’ viaja a Silicon Valley

Más de cincuenta jóvenes emprendedores españoles comparten una semana en el santuario de la innovación a través del programa Explorer de Banco Santander.

"En España hay el mismo talento o más que en California. El único elemento diferenciador es la filosofía de Silicon Valley". Así de contundente se mostraba Steve Hoffman -uno de los más prestigiosos inversores tecnológicos del mundo- instantes antes de recibir en sus oficinas a medio centenar de jóvenes emprendedores españoles.  

El mejor talento joven ‘made in Spain’ viaja a Silicon Valley

Y es que triunfar en los negocios no es una tarea fácil. Tesón, esfuerzo, afán de superación o constancia son, junto al deseo de cambiar el mundo, palabras e ideas sin las cuales jamás se habría forjado Silicon Valley, la respetada y archiconocida meca de la innovación.

En Banco Santander somos conscientes de estos valores y de la importancia de apostar por el talento emprendedor para construir un futuro y una sociedad mejor para todos. Por eso, el Santander en coordinación con el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), ha puesto en marcha un año más el programa de emprendimiento Explorer, Jóvenes con Ideas, que se enmarca en el proyecto global de emprendimiento Santander X. En las últimas 9 ediciones, el programa Explorer ha impulsado los proyectos de más de 5.000 jóvenes y ha creado centenares de startups.

Explorer otorga cada año a los emprendedores más prometedores la oportunidad de conocer, in situ, las empresas tecnológicas más disruptivas del planeta.

Tras cinco meses de formación y mentoring en centros de alto rendimiento, más de 50 jóvenes emprendedores españoles finalistas del programa Explorer de Banco Santander han viajado hasta la cuna de la innovación. Venidos de los diferentes spaces que la iniciativa tiene repartidos por toda la geografía española en colaboración con universidades e instituciones, tras quince largas horas de vuelo, ponían un pie en la icónica ciudad de San Francisco, situada a apenas unos kilómetros de Palo Alto y Silicon Valley.

"Es una experiencia única, recomendaría Explorer a todo el mundo que quiera emprender" confesaba José Manuel Estrada, cofundador de Trovant Technology y uno de los jóvenes premiados con esta inolvidable semana de networking, visitas, conferencias y asesoramiento en San Francisco. Lo hacía tras haber pasado una jornada en las oficinas de Facebook y Google: empresas que hace una década lograron cambiar el mundo desde sus sedes en Palo Alto, California.

Ni siquiera el humo provocado por los devastadores incendios que hasta el mismo día de su llegada asolaban el norte del estado impidió que los jóvenes disfrutaran compartiendo ideas y experiencias. Sabían que la oportunidad que se les estaba ofreciendo era irrepetible. César de la Torre, emprendedor cántabro responsable de Dood, tiene claro lo más valioso de la iniciativa más allá de las visitas a Stanford, Apple o Airbnb: "Ya me lo sé todo sobre los proyectos del resto. Estamos planteando posibles sinergias entre nosotros para el futuro".

Las empresas y proyectos de los españoles son tan heterogéneos como brillantes. Desde un airbag para cascos de bicicleta a un sistema NFC de identificación de personas, pasando por una red social solidaria, un sistema de reciclado de residuos o un saxofón capaz de conectarse al teléfono móvil. Ideas, todas ellas, que buscan mejorar el mundo en el que vivimos y contribuir al progreso de las personas y de la sociedad. De hecho, tras conocer todos sus proyectos, Ryan Bettencourt, director de la mayor aceleradora biotecnológica del mundo, logró arrancar un sonoro aplauso del grupo al decir algo que todos necesitaban oír: "Tenéis grandes ideas, pero con eso no basta. Consiste en salir ahí fuera y demostrar que son válidas. No tenéis que pedirle permiso a nadie".

Mañana, este gran equipo de jóvenes emprendedores aterrizará de nuevo en España, cansados pero cargados de enriquecedoras experiencias e ilusiones, para participar en la gran final de los premios Explorer Awards, que tendrá lugar en la sede corporativa de Banco Santander en Madrid y repartirá 83.000 euros entre los tres mejores proyectos para acelerar su desarrollo. Una apuesta decidida por el talento y las oportunidades que seguro, dará mucho de qué hablar.