‘Mi primer libro de economía, ahorro e inversión’, número uno en ventas

‘Mi primer libro de economía, ahorro e inversión’, número uno en ventas

Economía

Un banco regala el libro sobre educación financiera que se agotó tras los ataques de Podemos

Noticias relacionadas

MyInvestor, la filial de AndBank que nació como ‘roboadvisor’ y se ha transformado en neobanco, ha apostado por la educación financiera y va a regalar a nuevos clientes cien ejemplares del libro de la divulgadora leonesa María Jesús Soto que fue denostado por el partido morado en sus redes sociales.

Lo hace en el mejor momento, ya que el vídeo de Podemos, divulgado a través de Facebook, disparó sus ventas y lo agotó en plataformas como Amazon. 

María Muñoz, directora comercial de MyInvestor, había defendido ya públicamente el libro de Soto. En declaraciones a EL ESPAÑOL recordaba que, según la última Encuesta de Competencias Financieras elaborada por la CNMV y el Banco de España, “menos de la mitad de la población adulta española comprende conceptos financieros básicos”.

“Hay que decir más veces y más alto que necesitamos de iniciativas como la de la Fundación María Jesús Soto ya que un mayor conocimiento de las herramientas financieras y de la economía nos hace libres y responsables y favorece la aparición de emprendedores dispuestos a seguir generando riqueza para la sociedad. ¿Quién puede negarse a difundir los valores del esfuerzo, la independencia, la honestidad y la responsabilidad? ¿Quién reniega de transmitir sentido común que evite las quiebras de las familias, las empresas o los Estados?”, añade Muñoz.

MyInvestor permite elegir entre los tres libros editados por la Fundación María Jesús Soto e ilustrados por Manel&Marc: Mi primer viaje al mundo de la empresa y los emprendedores, Mi primer libro de economía, ahorro e inversión (Educación Financiera Básica) y Mis primeras elecciones: sector público y sistemas de gobierno (Educación Financiera Básica). Los tres están agotados en Amazon, pero aún pueden comprarse por 9,45 euros en El Corte Inglés.

Los libros de la Fundación y su plataforma online Educacionfinancierabasica.com cuentan con patrocinios como los de las sociedades y gestoras AndBank, Invesco, Nordea, Pioneer, Gesconsult, Dunas Capital, Fidelity, Vontobel y GAM.

La veinteañera que odiaba la educación financiera

El vídeo del partido morado está protagonizado por Lorena González, una joven política que critica cosas como que se anime a los jóvenes a buscarse pequeños trabajos para tener dinero de bolsillo. Cuando presentó sus datos para el portal de transparencia del partido era estudiante, no había pagado un euro de IRPF y tenía 42 euros en la cuenta corriente.

Técnico superior en educación infantil y graduada en magisterio de educación infantil con mención en educación especial por la Universidad de Salamanca, la procuradora declara en su biografía una amplia en experiencia en el mundo del activismo y en labores tan loables como la inclusión de personas con diversidad funcional.

Sin embargo, no están claras las cualificaciones de González, que ha vivido toda su vida como estudiante, activista y política, en el mundo del trabajo. Hasta donde sabemos por sus perfiles públicos, nunca ha facturado como autónoma, no tiene inversiones individuales declaradas, no ha ganado dinero en la empresa privada y, a pesar de que critica los colegios privados en su vídeo, buena parte de su experiencia en prácticas tuvo lugar en un concertado religioso de Salamanca.

En su vídeo, grabado con el tono que utilizaría con una clase de niños de primaria -de casta le viene al galgo-, critica cosas como que los niños puedan hacer pequeños trabajos a cambio de dinero de bolsillo, que aprendan a ser competitivos, que conozcan osas como que hay empresas públicas y cotizadas, o que se les oriente en los mercados de futuros y en las leyes de la oferta y la demanda.

González contrapone además la educación financiera con una educación en principios de solidaridad, al juego o a los valores, como si fuesen cosas opuestas. Lamenta, además, que se dé prioridad a conocimientos básicos sobre economía e inversiones dejando fuera charlas sobre medio ambiente, educación sexual o violencia de género. “A la banca y a la empresa privada les ponemos la alfombra roja, es completamente indecente”, afirma.