Inteligente, templado y simpático a rabiar, ni siquiera en sus mejores sueños se planteaba una gesta de semejante magnitud al inicio de la temporada. Joan Mir (1 de septiembre de 1997, Palma de Mallorca) ha entrado en el olimpo de MotoGP al proclamarse campeón del mundo en Valencia sólo cinco años después de debutar en el Campeonato del Mundo y en su segunda campaña en la categoría reina. Ni siquiera Marc Márquez o Valentino Rossi se dieron tanta prisa, porque ambos ganaron el cetro de campeón de la clase reina seis años después de su estreno mundialista.

Noticias relacionadas

"La verdad es que esto es increíble. No tengo palabras para describir esta emoción. He luchado toda mi vida por ello y ahora no sé si reír o llorar. Es una mezcla de emociones; no puedo ni creérmelo. Me he sentado ahí un momento porque necesito un poco de tiempo para asimilarlo", han sido las primeras palabras de Mir tras llegar al parque cerrado y después de una carrera inteligente en la que finalizó séptimo y ganó Franco Morbidelli.

Con lágrimas en los ojos y su eterna sonrisa, gritó y jaleó con todos los miembros del equipo Suzuki Ecstar para después reunirse con sus padres Joan y Ana. También le esperaba su novia Alejandra, con la que vive en Andorra desde hace dos años junto a sus tres perros Bruno, Kirby y Dakota. Con ella ha sido con la que ha compartido estos meses la presión de la competición, la morriña de no poder viajar a su isla para visitar a la familia y la incertidumbre generada por la Covid-19, ya que un positivo era el rival más temido.

El piloto español de Suzuki ha sido el más regular de la temporada, pese a que comenzó con dos abandonos en tres carreras. A partir de ahí, su serenidad le ha llevado a sumar siete podios y la esperadísima primera victoria en MotoGP, que llegó el pasado fin de semana también en Valencia y le sirvió para quitarse un peso de encima.

A sus 23 años, Joan Mir entra en la historia de Suzuki cuando la fábrica de Hamamatsu celebra el centenario de su creación y se cumplen 20 años del título de Kenny Roberts Jr, el último campeón del mundo con Suzuki.