"Si jugamos así ante Alemania los goles llegarán", ese era el mensaje que lanzaba Gerard Moreno tras salvar sobre la campana a España ante Suiza. La Selección volvió a dejar dudas sobre su momento de forma con el empate que cosechó en Basilea este sábado. Aún así, Luis Enrique, siguiendo con esas palabras del delantero y en relación con la línea que ha creado en las tres convocatorias que ha tenido en el final de este 2020.

Noticias relacionadas

El seleccionador está contento con lo que están haciendo sus jugadores. El país entero acusa al equipo de que no tiene gol, que falta un delantero que marque la diferencia. Los resultados avalan ese pensamiento, pero es secundario para el asturiano. Él confía en la base que ha creado en estas tres convocatorias y confía en que estos nombres marcarán la diferencia cuando llegue el momento de jugarse los títulos en eliminatorias directas o durante esa Eurocopa que está en el horizonte.

"Me ha gustado el equipo desde el principio. Repite lo que buscamos, que es presionar y dominar al rival en todo el campo. Lo estamos respetando. Hoy no es justo el resultado, porque solo hemos empatado en el gol. En todo lo demás hemos sido mejores. Yo con este equipo voy al fin del mundo", espetaba en la rueda de prensa el seleccionador. Está claro que no hay dudas en la cabeza de Luis Enrique con lo que ha mostrado su equipo en los últimos partidos, a pesar de los resultados.

Luis Enrique, durante el Suiza - España REUTERS

Y es que la idea que tiene el que fuera entrenador del Barça las está desarrollando la plantilla. El equipo domina con el balón, tiene más posesión que sus rivales, por lo que con el ritmo de los encuentros Luis Enrique está satisfecho. Quiere presionar arriba y, por ejemplo, ante Suiza robó 37 balones. Aunque no todos fueron en las inmediaciones del área rival, está dando resultados esa entrega que tienen los pupilos de 'Lucho'.

La pegada

No se puede decir que España no crea ocasiones de gol para hacer esos tantos que se les reprochan. Ante Suiza tuvieron hasta 20 oportunidades. La pelota es la que determina que vayan mejor o peor las cosas y por ahora no está entrando. Quizá sea porque los delanteros no están atinados, dejando a un lado la discusión sobre su nivel. Sergio Ramos sigue siendo el que más remata y eso es un detalle que deja clara la crítica para los atacantes.

El camino está claro, ahora estos jugadores tienen que andarlo y rematarlo. La magia de los éxitos de las selecciones suele estar en tener un buen grupo. Luis Enrique se está empeñando en tenerlo. Si esta escased de gol se suple en los momentos determinantes que tienen que venir en el calendario, nadie se acordará de estos encuentros que la Selección ha dejado de ganar. Ya lo decía el asturiano en rueda de prensa: "Se nos valorará por lo que hagamos en las grandes competiciones". Ahora queda que lleguen las victorias.

[Más información: Gerard Moreno salva un punto insuficiente para España ante Suiza]