La UEFA Nations League ya puede 'presumir' de tener su primer partido cancelado por culpa del coronavirus. Se trata del Rumanía - Noruega que iban a disputar ambas selecciones en tierras rumanas y que además ha provocado un lío tremendo entre la selección nórdica y el gobierno de su país, quien ha prohibido el viaje del combinado nacional. 

Noticias relacionadas

El motivo ha sido el positivo del jugador Omar Elabdellaoui, el cual se ha dado a conocer durante la estancia de la selección noruega en el país, donde estaban haciendo la concentración. Su club, el Galatasaray, informaba del positivo de su futbolista y entonces se ponía en marcha todo el protocolo de actuación. 

Ese protocolo de actuación del estado noruego obligaba a todas las personas cercanas al jugador a hacer 10 días mínimos de cuarentena, lo que ha imposibilitado al combinado noruego realizar su viaje a Rumanía. El lío ha sido tremendo ya que el combinado noruego se encontraba incluso en el avión para poner rumbo a Rumanía cuando han sido nformados de que no podían viajar y de que tenían que regresar de vuelta a las instalaciones de concentración. 

Los capitanes de Noruega, entre los que se encuentra el jugador del Real Madrid Martin Odegaard, mostraron su profundo malestar ante la decisión tomada por el gobierno de su país de obligarles a regresar e impedirles realizar su viaje hacia Rumanía para disputar el encuentro de la UEFA Nations League. 

Odegaard, con la selección de Noruega Twitter

Por ello, el grupo de capitanes que cuenta con el jugador madridista y con Stefan Johansen y Joshua King, ha emitido un comunicado para expresar su profundo desacuerdo con la decisión tomada y que resume el sentir de todos sus compañeros, que deseaban viajar a Rumanía para cumplir con su partido. 

"Todo el grupo de jugadores está profundamente desesperado porque las autoridades noruegas se niegan a dejarles viajar a los dos partidos decisivos de la Liga de Naciones contra Rumanía y Austria. Estábamos en Gardermoen, el avión estaba cargado e iba a despegar en una hora cuando salió el mensaje. Hemos cumplido con el estricto protocolo de la UEFA en la reunión. Se trata de pruebas de coronavirus antes de viajar a Noruega y, después de nuestra llegada, nos han hecho otras cinco pruebas. Tras conocerse el caso de infección, todos los jugadores y el personal de apoyo dieron negativo dos veces".

La decisión de UEFA

El partido ha sido suspendido de momento por la UEFA, que deberá tomar ahora una decisión sobre lo que sucederá con el choque cuando estudie con detenimiento el caso y compruebe qué ha pasado realmente, y si la selección noruega ha actuado bien realmente y ha sido el gobierno de su país quien no ha actuado de acuerdo a sus protocolos. 

"El asunto se someterá ahora al Órgano de Control, Ética y Disciplina de la UEFA, para que se tome una decisión de acuerdo con las reglas especiales aplicables a los partidos de las competiciones de selecciones nacionales de la UEFA , aprobadas por el Comité Ejecutivo de la UEFA el 29 de agosto de 2020", ha declarado el máximo estamento del fútbol europeo. 

[Más información: Gerard Moreno salva un punto insuficiente para España ante Suiza]