La nueva generación de pilotos españoles de MotoGP viene pisando fuerte en ausencia del lesionado Marc Márquez. El circuito de MotorLand Aragón ha sido testigo del triplete español en la categoría reina con la victoria de Álex Rins, la segunda posición consecutiva de Álex Márquez y Joan Mir cerrando el podio, convirtiéndose en el nuevo líder de MotoGP a falta de cuatro carreras tras la debacle de Fabio Quartararo, que finalizó decimoctavo con problemas en el neumático delantero. De esta forma, el mallorquín lidera la clasificación general con seis puntos de ventaja sobre el francés, 12 sobre Maverick Viñales (cuarto este domingo) y 15 sobre Andrea Dovizioso, que finalizó séptimo.

Noticias relacionadas

La carrera comenzó con el dominio de los pilotos de Yamaha, tocándose Viñales y Quartararo en la salida. El español tomó el mando, seguido del galo y Franco Morbidelli. Por detrás, Rins completó una tremenda salida y desde la décima posición se situó cuarto antes de completar la primera vuelta.

Fue mediado el ecuador de la carrera cuando Rins, el octavo ganador diferente esta temporada, superó a Viñales y se situó en cabeza mientras Álex Márquez completaba una exquisita remontada que llevó desde la undécima plaza a la cuarta.

A partir de ahí los pilotos de Yamaha comenzaron a perder fuelle y la nueva generación de pilotos españoles puso las cartas sobre la mesa para pasar al ataque.

El piloto del equipo Repsol Honda fue de menos a más y a falta de cinco vueltas superó a Mir para colocarse segundo. A poco estuvo de sumar su primera victoria en MotoGP, que se le escapó a tres giros del final cuando su Honda RC213V le zarandeó al encarar la salida de la última curva.

Mir se tuvo que conformar con la tercera plaza, pero se coloca al frente de la clasificación general de MotoGP y se convierte en el primer piloto de Suzuki que lidera el campeonato desde hace dos décadas, desde que Kenny Roberts lo encabezara en 2000 y terminara proclamándose campeón.