Su comparecencia ante los medios de comunicación vía Zoom, como ocurre de forma habitual en cada gran premio desde que la pandemia se instaló en nuestras vidas, estaba prevista para las 17.50 horas pero cinco minutos antes fue pospuesta. Fue entonces cuando comenzaron los rumores hasta que el mismo Valentino Rossi ha confirmado a través de las redes sociales que ha dado positivo en coronavirus y, de momento, se pierde el Gran Premio de Aragón.

Noticias relacionadas

"Desafortunadamente, en la mañana de este jueves me he levantado y no me encontraba bien. Me dolían los huesos y tenía fiebre, así que llamé inmediatamente al doctor y me hizo dos test. El test PCR rápido dio negativo, como el test del pasado martes; pero el segundo, que me mandaron este mediodía a las 16.00 horas, desafortunadamente dio positivo. Estoy muy decepcionado de tener que perderme la carrera de Aragón. Me gustaría ser optimista y confiar, pero supongo que tampoco iré a Aragón 2… Estoy triste y enfadado porque he hecho lo máximo para cumplir el protocolo y aunque el test del martes fue negativo, me autoaislé desde que llegué de Le Mans. De cualquier manera, así son las cosas y no puedo hacer nada para cambiar la situación. Seguiré ahora los consejos médicos y espero ponerme bien pronto", reza el comunicado emitido por Il Dottore a través de las redes sociales desde su casa de Tavullia, donde se encuentra confinado con su novia Francesca Sofia Novello, que el pasado martes celebró su cumpleaños.

Según informa Yamaha a través de un comunicado, ni los miembros del equipo ni los integrantes de la VR46 Riders Academy han estado en contacto con Valentino Rossi en los últimos días con Rossi. "Durante la estancia de Rossi en su casa desde la noche del domingo hasta este jueves, no ha estado en contacto con ninguna persona que se encuentre actualmente presente en el Gran Premio de Aragón, incluidos los pilotos de VR46 Academy, personal del VR46 , miembros del equipo Monster Energy Yamaha MotoGP, etc", se asegura.

Justo hace una semana seis ingenieros de Yamaha, entre ellos Takahiro Sumi, líder del proyecto MotoGP, se vieron afectados por el positivo por Covid-19 de uno de ellos, y no pudieron estar presentes en el Gran Premio de Francia al tener que mantenerse confinados en Andorra.

Se trata del segundo caso de coronavirus de un piloto mundialista, tras el positivo del español Jorge Martín. El piloto de Moto2 se perdió las dos carreras consecutivas disputadas en Misano el pasado mes de septiembre.