Fue una de las imágenes de la Fórmula 1 tras el final de la temporada, la de Kimi Raikkonen en la gala de la FIA en una actitud de lo más animada, dicharachera y que dio para toda una serie de comentarios en las redes sociales. Varios días más tarde el piloto de Sauber ha reconocido a través de su perfil de Instagram que no se lo pasó del todo mal: "Sí, me lo pasé bien en la fiesta", escribió el piloto este lunes.

Noticias relacionadas

La escena tuvo lugar el pasado viernes, cuando la FIA repartió los premios de la temporada. Lewis Hamilton, campeón de Fórmula 1, Sebastián Vettel, segundo, y Kimi Raikkonen, tercero en el podio de la general, acapararon todos los focos, pero fue el finlandés el que protagonizó los titulares a la mañana siguiente con su show sobre el escenario.

Subió al estrado aplaudiendo, saludó a todos los allí presentes y con una actitud de lo más cariñosa. Muchos no dudaron en afirmar que Kimi se encontraba bajo los efectos del alcohol, pero el protagonista se ha limitado a puntuar que solo se lo estaba pasando bien.

[Más información: Así es el divorcio de Fernando Alonso y la Fórmula 1: 18 años de amor y odio]