"¡Penalti para nosotros! Año nuevo, vida nueva", escribió Álvaro Arbeloa, exjugador del Real Madrid, cuando vio que el club blanco le pitaban a favor un penalti en el primer partido de 2018, el que disputó este jueves ante el Numancia en la ida de los octavos de Copa del Rey (0-3).

Noticias relacionadas

Arbeloa se refería así al cambio en lo que a decisiones arbitrales se refiere, ya que en 2017 el Real Madrid gozó de muy pocos penaltis a favor, especialmente en la Liga, un asunto que provoca muchas quejas entre el madridismo, que considera que sí les hacen penaltis pero muy pocos se los pitan.

Tras este tuit, un equipo se sintió identificado. No fue ni el Numancia ni el Barcelona... fue el Fuenlabrada, el primer rival del Real Madrid en esta Copa del Rey, eliminado en dieciseisavos tras un 4-2 global (0-2 en Fuenlabrada, 2-2 en el Santiago Bernabéu).

La cuestión es que a los blancos, al igual que en Los Pajaritos, le pitaron dos penaltis a favor en su primer partido de Copa de esta temporada, el que disputó en el Fernando Torres de Fuenlabrada en la ida de dieciseisavos. En aquella ocasión, al equipo de Zidane le pitaron dos penaltis a favor en la segunda parte, ambos materializados por Lucas Vázquez. Esas dos penas máximas decantaron ese duelo y también la eliminatoria, ya que el partido de vuelta terminó con empate (2-2).

Por este motivo, el Fuenlabrada quiso contestar a Álvaro Arbeloa con su teoría de los penaltis, recordando al exinternacional español que eso de "año nuevo, vida nueva" con ellos no valía. "Pues a nosotros esto nos suena del año pasado...", tuiteó la cuenta oficial del club madrileño, líder del grupo I de Segunda División B.

Arbeloa estuvo rápido y también contestó al Fuenlabrada, indicándoles que aquellos penaltis en el partido de Copa eran "la excepción que confirma la regla".

.