Julen Lopetegui tuvo que digerir su segunda derrota consecutiva ante el FC Barcelona en un partido muy complicado. El técnico hispalense no encontró remedio al dominio que el equipo azulgrana tuvo en la jornada liguera. Y, días después, los peores presagios se cumplieron. El conjunto catalán remontó la eliminatoria de Copa del Rey y arrebató su puesto en la final al cuadro del Pizjuán.

Noticias relacionadas

El entrenador, ya en rueda de prensa, analizó el resultado de su equipo. Las preguntas sobre el arbitraje no faltaron y Lopetegui, más allá de mostrar su cierto enfado por las decisiones que tomó el colegiado Sánchez Martínez, quiso centrar la atención en los esfuerzos que realizó su equipo.

Lopetegui recalcó que no iba a hablar demasiado sobre el árbitro por miedo a una sanción. Y es que, como se viene produciendo desde el inicio de la temporada, las declaraciones de jugadores y entrenadores contra la actuación arbitral pueden acarrear sanción de hasta 12 partidos en aquellos casos donde se ponga en duda el buen hacer de los árbitros. Por ello, se conformó con un "toca tragar veneno".

Respecto al partido, el exseleccionador subrayó que no se pudo "reprochar a los jugadores" nada y que el "esfuerzo" realizado fue el máximo posible. No suficiente para evitar una "noche decepcionante", pero sí para pensar ya en las siguientes aspiraciones del cuadro hispalense. El Sevilla sigue soñando con remontar en la Champions League para seguir con vida en competición europea y, de la misma manera, pelea por la tercera y segunda plaza de La Liga.

Sensaciones

"Toca tragar veneno. Es una noche amarga y triste, pero a su vez hay poco que reprochar a los jugadores y el esfuerzo que han hecho. Con 10 en la prórroga han hecho un esfuerzo extraordinario. Es una pena. Es una noche decepcionante".

Polémica arbitral

"Juzgad vosotros, habéis visto las jugadas. Los entrenadores, si las juzgamos públicamente, podemos ser sancionados. Es una acción manifiesta de gol y requiere de una amarilla, pero no la ha visto así. La de Lenglet la he visto en el marcador. Él no las ha visto y toca tragar veneno".

Carácter

"Vamos a pasar una mala noche, pero mañana tenemos que pensar en el Elche. Tenemos una Liga exigente. Una Champions también. Vamos a luchar para que el fútbol nos dé lo que no hemos conseguido hoy. El fútbol a veces es duro y cruel, tenemos que levantarnos y mostrar el carácter".

Planteamiento

"El Sevilla estaba con diez jugadores y jugando contra el Barcelona. Ellos han quemado todas sus naves. El equipo ha hecho un esfuerzo grandísimo a todos los niveles. Excepto el larguero de Jordi Alba no recuerdo una ocasión clara. No hemos acertado y luego nos hemos quedado con diez a falta de los últimos minutos, donde eso se nota. Creo que el equipo ha hecho un esfuerzo importante. Toca levantarse".

[Más información - Koeman deja en el aire el estado físico de Piqué: "Tenemos que esperar"]