El Real Madrid afronta este lunes un duro compromiso contra la Real Sociedad en Valdebebas. Los blancos llegan con la clara obligación para seguir con la buena racha y, sobre todo, no descolgarse de la lucha por la liga, la cual ha ganado una emoción innegable en las últimas semanas tras los tropiezos de Atlético de Madrid y Barça

Noticias relacionadas

Quien ha caído esta semana ha sido el Sevilla, precisamente a manos del equipo de Ronald Koeman. Esta vez sí apareció Messi, primero para asistir a Dembélé y después para hacer él mismo el 0-2 y mandar un aviso a los de Lopetegui de cara a la eliminatoria de la Copa del Rey. El Atleti, por su parte, repitió resultado y se deshizo de otro rival de la zona noble, el Villarreal

Tras estos resultados, el Real Madrid llega más obligado que nunca al duelo frente al conjunto de Imanol Alguacil. Era una jornada marcada en rojo con duelos entre los favoritos, pero ahora los blancos no pueden permitirse un tropiezo donde sumar los tres puntos es una cuestión de supervivencia y de seguir aplazando el mazazo definitivo al derbi, cuando merengues y colchoneros se vuelvan a ver las caras. 

Zinedine Zidane da órdenes a los jugadores del Real Madrid REUTERS

Sin embargo, tras muchas semanas de malas noticias con las lesiones, Zinedine Zidane afronta el duelo frente a los donostiarras con algunas buenas nuevas en el parte de lesionados, que se aligera por primera vez en muchas semanas. La enfermería blanca empieza a ver la luz del sol y el técnico galo recupera efectivos en el tramo decisivo del curso. 

Además, se trata de una recuperación casi soñada, ya que Zidane recibe nombres para todas las líneas del campo. Odriozola vuelve para reforzar el lateral derecho que sigue huérfano tras la baja de Carvajal. Marcelo volverá a ser el recambio de Mendy y Fede Valverde aparece en el horizonte para darle oxígeno a los tres futbolistas que están sosteniendo al Real Madrid junto a Courtois. Kroos, Casemiro y Modric ya tienen un relevo posicional con el retorno del uruguayo. 

La mejor noticia

Unido a todos ellos, Zidane ha recuperado a un jugador muy importante de la plantilla, uno de los más especiales y que más ilusión generan en el madridismo y en el club. Se trata de Rodrygo Goes, la gran esperanza brasileña de cara al futuro del Real Madrid. El exjugador del Santos sufrió una grave lesión muscular el pasado 23 de diciembre y todavía no ha debutado en este 2021. No obstante, ya está de vuelta. 

Rodrygo es sin lugar a dudas la mejor noticia para Zidane de la semana. El brasileño ya llevaba un tiempo realizando ejercicios con el grupo y se podría decir que ya está a punto para volver a la competición y recuperar el ritmo necesario para afrontar el final de temporada con garantías. La Liga y la Champions están en juego y Rodrygo quiere estar presente en la batalla. 

Vinicius Jr y Rodrygo Goes, durante un entrenamiento del Real Madrid

De todos los lesionados que regresan, Valverde y Rodrygo están un peldaño por encima del resto. Sin embargo, es el brasileño el único con posibilidades reales de entrar en el once cuando llegue el momento de la verdad y esté todo en juego. Su regreso aportará, sin duda, alegría y calidad al fútbol de ataque del Real Madrid y, además, traerá consigo más ocasiones de gol, más presencia en el área rival, desborde y facilidad a la hora de definir. Rodrygo ha demostrado sobradamente que, junto a Karim Benzema, es uno de los futbolistas de la plantilla que más facilidad tiene para hacer gol. No necesita participar mucho ni jugar muchos minutos, solo con estar, los balones le caen y él los transforma en goles. Fácil y sencillo, efectivo para el equipo. 

Rodrygo, a prueba

Con su vuelta, Rodrygo tiene un exigente que examen con la camiseta del Real Madrid. Desde su vuelta, que podría comenzar en el encuentro contra la Real Sociedad, hasta el final de la temporada, el brasileño estará a prueba como el resto de jugadores del ataque blanco ante un verano que se presenta movidito en las oficinas del club de Concha Espina. Muchos se jugará su puesto y aunque la entidad tiene mucha confianza en el brasileño, un gran final de curso le garantizaría un lugar de privilegio ante la llegada de nombres como Mbappé o Haaland. 

Además, Rodrygo ya ha visto como otros compañeros como Vinicius o Mariano no han estado especialmente acertados cuando han tenido su oportunidad en el periodo de bajas, por lo que este es su momento para dar un paso hacia delante y tomar las responsabilidades que en el club esperan que tome un futbolista de su talla y de su talento. En los entrenamientos ya ha demostrado estar en plenas condiciones, por lo que ahora solo falta que se salga en el campo y sea uno de los líderes de la remontada blanca para seguir soñando con el doblete. 

[Más información: Zidane: "La Liga está abierta para todos"]