El Barça sorprendió y consumó su ansiada remontada ante un Sevilla muy inferior. El equipo de Lopetegui fue sometido desde el inicio del partido y, pese a que tuvo una oportunidad de oro para establecer el 1-1 desde el punto de penalti, sufrió un tanto de Piqué en el descuento, la expulsión de Fernando y el 3-0 definitivo en la prórroga. Un resultado que deja a los de Koeman en la final de Copa del Rey y al cuadro hispalense sin presencia en dicha cita. 

Noticias relacionadas

La celebración del equipo en el césped fue notable. Sin embargo, también en las redes sociales se generó un gran revuelo tras el logro de los de Koeman. Carles Puyol, uno de los grandes referentes del barcelonismo, fue el protagonista de la más comentada. El catalán, quien fuera capitán del equipo azulgrana, felicitó a sus compañeros tras el 3-0 cosechado. "Gran remontada. Enhorabuena compañeros", escribía en su perfil oficial de Twitter.

Sin embargo, la puntilla todavía estaba por llegar. A los pocos minutos, Puyol recuperó un tuit de Suso Fernández, jugador del Sevilla, y lo utilizó para darle las "buenas noches" en una tarde para el olvido en el conjunto andaluz. Una burla que no pasó desapercibida y que llamó la atención produciéndose en una persona que apenas se pronuncia en redes sociales como Puyol.

El exjugador culé recuperó un tuit de Suso en el que el centrocampista del Sevilla, junto a varios emojis de caras llorando, respondía a las protestas de Pedri en la ida de las semifinales. El azulgrana, tras el 2-0 en el Pizjuán, señaló que había visto un penalti sobre Jordi Alba y que el VAR no lo determinó. En apenas unos minutos, el mensaje de Puyol sumó miles de reacciones entre los aficionados del FC Barcelona y Puyol se convirtió en el gran protagonista de las redes sociales.

De igual manera, el FC Barcelona y su perfil oficial respondió a un meme que colgó en su día el Sevilla. La entidad hispalense empleó una imagen de Lenglet intentando hacer falta a Mbappé para reflejar la presencia del Sevilla en la Champions y no en la Europa League. Un gesto que no gustó entre el aficionado culé y que, tras la eliminación copera, fue recuperada por el CM azulgrana: "El fútbol va sobre respeto. Buenas noches".

Una dura eliminación

El Sevilla lo tenía todo de cara. Venció en el Pizjuán y mostró una gran imagen. Sin embargo, la semana no ha podido ir peor para los andaluces. Ya en la jornada de La Liga el equipo de Lopetegui perdió por 0-2 y dejando muy malas sensaciones en su propio campo. Sin embargo, lo peor se produjo en el Camp Nou. Pocas oportunidades, un planteamiento falto de agresividad ofensiva y fallos en momentos claves que determinaron la eliminación.

Más allá del gol de Dembélé en los primeros minutos del partido, el Sevilla también acabó fallando un penalti que hubiera puesto el 1-1 en el marcador, lo que habría sentenciado prácticamente la eliminatoria. Y, por si fuera poco, recibió la expulsió de Fernando que, tras el gol de Piqué en la última jugada del partido, obligó a los de Lopetegui a jugar con uno menos. El Barcelona, que estaba realizando un partido para enmarcar, sentenció con Braithwaite en la prórroga.

Un posible penalti de Lenglet por mano quedó en el limbo después de que el VAR determinase que no había nada punible y el Sevilla terminó con De Jong y el preparador físico, que estaban ya en la banda, siendo expulsados por el colegiado.

[Más información - Mohamed, compañero de Bartomeu en el calabozo: "Al salir parecía más fresco que nunca"]