Bartomeu y su Junta Directiva tendrán que convocar el referéndum sobre la presidencia en las próximas semanas. El FC Barcelona esperaba que la Generalitat, por motivos de salud, rechazara la posibilidad de celebrar la votación de forma inmediata. Sin embargo, desde la Secretaría General de Deportes se ha dejado claro que no hay inconveniente alguno para desarrollar el acto.

Noticias relacionadas

Según marcan los estatutos del Barcelona, una vez concluido el recuento y validación de las firmas para la moción, la Junta cuenta con un mínimo de 10 días y un máximo de 20 para convocar el referéndum. En caso de que este saliera adelante, la actual cúpula del club debería abandonar el cargo y se convocarían elecciones, adelantando así la fecha de marzo que está marcada.

Y el Barça preveía que la Generalitat, como consecuencia de la Covid-19, modificara esas fechas. Un escenario que no se ha llegado a producir y que, tal y como ha contado en Esport3 el secretario general de deportes, Gerard Figueras, no hay ningún problema para que el referéndum se lleve a cabo.

"Obviamente con las condiciones epidemiológicas de hoy no hay ningún impedimento legal que impida a la Junta del FC Barcelona active el mecanismo para iniciar el procedimiento del Voto de Censura o para celebrar elecciones", ha explicado. Si bien una Asamblea no puede celebrarse, el voto no es obligatorio que se realice "en un lugar físico" y "se puede territorializar y repartir en diferentes sedes". Así se evitarían aglomeraciones y no se frenaría el proceso.

Figueras aseguró que llevan "días de mucho diálogo" con el Barcelona, algo que agradecen desde el organismo porque son consultados "cada vez que hay que tomar una decisión". Sin embargo, ha criticado que mientras él, como secretario general, estaba en la Copa Catalunya y se enteró por su equipo que "el responsable de los servicios jurídicos del Barça" estaba "encendiendo el ventilador". Una actitud que ha rechazado y ante la que ha pedido tranquilidad. 

Bartomeu hablando con un fondo con banderas independentistas

Respecto a la acusación del Barcelona de que puede haber una falsificación de firmas, desde la Generalitat han calificado la denuncia como "grave" y han confirmado su sorpresa porque no habían sido informados. "El Barça es una entidad privada y tiene el derecho para poder hacer lo que considere oportuno pero hay cuestiones que no dejan de sorprenderme", aseguró.

Por lo tanto, Bartomeu tendrá que convocar el referéndum como se indica en los estatutos salvo que la investigación de la Guardia Civil provoque una intervención y, por ende, la suspensión del proceso.

Algunos promotores de la moción de censura, sin embargo, han pedido que dimita antes de que se celebre el acto para evitar ser el primer presidente cesado en la historia del club. "Yo espero que su último gran servicio al club no sea el error de llegar a un voto de censura. Espero, y deseo, que dimita. Si no lo hace, serán los socios los que lo van a censurar. Será el primer presidente de la historia censurado", explicó Jordi Farré en una entrevista con EL ESPAÑOL.

[Más información - Los impulsores de la moción contra Bartomeu desvelan la pregunta que irá en las papeletas]