Josep María Bartomeu sigue encontrando fórmulas para paralizar el proceso de la moción de censura y conseguir alargar su estancia y la de su Junta Directiva en la presidencia del Barça. Durante la comprobación de los documentos presentados por los promotores, el club habría encontrado "evidencias de posibles ilícitos penales", según la denuncia que han presentado este jueves ante la Guardia Civil. Es decir, la entidad ha denunciado una posible falsificación de firmas.

Noticias relacionadas

En el documento, el Barça alertaría de que tienen sospechas de "300 papeletas cuya autenticidad se pone en duda". Es por lo que el club ha inferido que "puede haber otros bloques de papeletas no auténticas", lo que incurriría en delitos de falsedad en documento y usurpación de estado civil. La Junta Directiva habría presentado esta denuncia en la mañana de este jueves en la comandancia de la Guardia Civil a través de sus servicios jurídicos.

No se queda ahí en el escrito que acompaña a la denuncia ya que el Barça habla de "una campaña perfectamente planificada y orquestada con objeto de perjudicar a la junta y a su presidente por medios ilícitos, alejados a los cauces de participación democrático reconocidos en los estatutos", según este documento al que han tenido acceso el medio y el diario anteriormente citados.

Celebración de Jordi Farré tras entregar los votos para la moción de censura en el FC Barcelona EFE

Estas sospechas estarían basadas en otra denuncia que interpuso el Barça en el mes de mayo de 2018 donde suspendió a 2.823 socios por vender sus abonos para El Clásico frente al Real Madrid de esa temporada 2017/2018. Algunas de esas papeletas "reputadas como no auténticas pertenecen a carnets de socios que ya habían sido utilizados en la investigación llevada por este Grupo de Policía Judicial y que conocía el Juzgado de Instrucción nº1 de Barcelona", tal y como reza la denuncia interpuesta este jueves.

Todo esto ha llegado después de que la mesa anunciase que se superaron las firmas necesarias para que la continuidad de Bartomeu como presidente del Barça sea sometida a referéndum. Ahora tienen que marcar la fecha de esa consulta entre los socios en un plazo de diez a 20 días, aunque la situación de la pandemia podría hacer que se tuviera que retrasar.

Este miércoles, Jordi Cardoner ha anunciado la suspensión momentánea de la Asamblea de Compromisarios. En cualquier caso, el vicepresidente también explicó que está previso que entre este jueves y mañana viernes prevé que quede oficializado "el inicio del proceso para la celebración de un referéndum" sobre la continuidad de la junta directiva que encabeza Josep Maria Bartomeu.

Así se detectó

Durante toda esta semana y parte de la pasada el club ha estado comprobando todas las papeletas presentadas por la convocatoria de la moción de censura. Dentro de esas pruebas rutinarias, los encargados de realizarlas detectan "una serie formada por cinco papeletas que a pesar de estar firmadas por diferentes socios, presentan una caligrafía similar". En ese momento, el club contactó con peritos grafólogos que comprobaron la firma afirmando que "no son coincidentes con las firmas de los documentos aportados". 

[Más información: Bartomeu tendrá su propio referéndum en el Barça: la dimisión, la alternativa]