Las horas de Josep María Bartomeu al frente del FC Barcelona podrían estar contadas. O al menos eso es lo que piensan los impulsores de la moción de censura contra el presidente del Barça y toda su junta directiva, ya que este miércoles han anunciado de manera oficial que han alcanzado su objetivo. 

Noticias relacionadas

Las 16.521 firmas para llevar a cabo la moción de censura han sido recogidas, presentadas y ya se encuentran validadas, por lo que el proceso es todo un hecho. De esta forma, el siguiente paso será la convocatoria de un referéndum que tiene un plazo máximo de 20 días para establecerse. 

La noticia ha saltado esta mañana en el Camp Nou, cuando el propio Jordi Farré, líder de esta iniciativa, confirmaba que se había llegado al número de firmas necesarias para que la moción de censura planteada tuviera efecto. A pesar de que todavía quedan firmas por contabilizar, la mágica cifra de 16.521, el número de firmas necesarias para seguir adelante con el proceso, ya se habría alcanzado. 

Este hecho ha sido motivo de celebración absoluta ya que los impulsores de la moción de censura que puede derrocar a Bartomeu ven más cerca la salida para lo que consideran un tunel muy oscuro y que ha tenido su última representación en un último día de fichajes muy negro, con salidas como las de Todibó o Rafinha, y sin llegadas como las de Eric García o Depay, fichajes que estaban practicamente hechos. 

De esta forma, se confirman los peores presagios para Josep María Bartomeu que podría verse implicado en un proceso realmente desagradable y que podría costarle el puesto al frente del FC Barcelona, salvo que decida tomar una drástica decisión en las próximas horas o días. 

Dimisión y elecciones o referéndum

La alternativa a la moción de censura es una posibilidad que ya ronda la cabeza del presidente de la entidad blaugrana, la dimisión. Al comprobar que el proceso de moción de censura sigue adelante, Bartomeu podría poner pausa a este hecho anunciando su dimisión para intentar evitar que la imagen del club quede más dañada de por sí. 

De lo contrario, se realizará un referéndum que tiene un plazo máximo de 20 días para ser convocado. De esta forma, Bartomeu sería el tercer presidente en la historia del club que se enfrenta a este proceso, por lo que su puesto y su continuidad quedería a espensas de una votación. 

Jordi Farré inicia los trámites para una moción de censura contra Bartomeu Twitter (@JordifarreFcb)

Una vez convocada esa votación, deberá ser aprobada con más del 66% de los votos de los socios del FC Barcelona, hecho que terminaría con el mandato de Bartomeu antes de tiempo y pasaría a la historia como el primer presidente del club derrocado mediante este proceso, ya que las dos mociones de censura convocadas con anterioridad no prosperaron. 

El propio Jordi Farré ha comunicado que no cree que será necesaria realizar esta votación: "Creo que no habrá referéndum. Creo que Bartomeu y su junta directiva dimitirán. Les aconsejo que se vayan y convoquen elecciones lo más pronto posible". 

[Más información: La moción contra Bartomeu avanza a 'fase 2': dimisión o referéndum antes de noviembre]