En España (como en muchos otros países), los perros alegran nuestros hogares, como buenos mejores amigos del hombre que son. Sin embargo, a la hora de escoger qué tipo de perro vamos a tener en casa hay que tener en cuenta factores como que existen razas de perro que ladran mucho, por ejemplo. Los ladridos suelen un problema en las casas, así que si esto representa una complicación para ti, te respondemos a la cuestión de cómo hacer que mi perro no ladre. 

Causas de los ladridos de un perro

Según Experto Animal, existen una serie de razones por las que el perro ladra, porque, como ya sabemos, este es uno de sus sistemas de comunicación, tanto con otros perros como con los humanos. Entre estas causas, se encuentran principalmente las siguientes:

  • Estrés
  • Soledad
  • Ansiedad por separación
  • Mala socialización
  • Entusiasmo
  • Adiestramiento inconsciente
  • Herencia
  • Territorialidad
  • Problemas de salud
  • Miedos
  • Problemas con otros perros 

Cómo evitar que mi perro ladre

Anteriormente se mencionaban una serie de causas que pueden llegar a ser complicadas de identificar, por lo que, en cualquier caso lo recomendable es acudir a un profesional, ya sea un adiestrador o un veterinario si creemos que nuestro perro puede tener problemas de salud. En cualquier caso, existen una serie de trucos que se pueden utilizar si queremos reducir esos ataques de ladridos. Aquí te mostramos algunos, según Experto Animal. 

  1. Es importante formentar la tranquilidad. Si tú estás nervioso, lo más probable es que tu perro se ponga nervioso también. Lo más recomendable es comportarse de forma tranquila y relajada con tu perro, para que él se pueda contagiar de esa sensación. Resulta clave dar cariño, caricias, masajes y premios sabrosos para crear una situación de confort. 
  2. Evita regañar excesivamente a tu perro cuando esto ocurra. Por supuesto, nunca utilices la violencia física con tu perro y procura tampoco, no utilizar la verbal, esto solo lo empeorará todo. 
  3. Sácale para que haga ejercicio y juegue. Si tu perro tiene problemas de comportamiento, es importante que haga ejercicio y que juegue mucho, sobre todo, con un juguete en particular, el kong. 
  4. Si ladra en la calle a algún perro, intenta cogerle y distraerle hasta que el otro perro se haya ido. Sobre todo, es importante hacer como si nada hubiese ocurrido y continuar el paseo. En caso de que sea imposible la distracción, tanto con juegos como con golosinas, lo mejor es irse a casa antes de provocar una situación de estrés. 
  5. Para los paseos sería recomendable escoger franjas horarias tranquilas en las que no haya muchos perros por la calle. Esto evitará las situaciones de estrés que sufre un perro al encontrarse con otro. 
  6. Un perro con un trauma no debe ser forzado a recuperarse de un día para otro. Hay que ir poco a poco, de tal forma que no podemos forzarle a tener interacción con personas o perros si todavía no lo desea. 
  7. Utiliza el juego del sembrado. "El searching o sembrado en perros es uno de los ejercicios de olfato para perros que más ayudan a estimular sus sentidos."

Juguete kong

También te puede interesar...