España, no solo esconde paisajes increíbles, sitios históricos únicos  o algunos de los castillos mejor conservados. Sino que también cuenta con misterios, parajes cargados de energía y asociados a lo divino por toda su geografía, que han acabado por transformarse en lugares turísticos de poder y ‘energía’ e incluso con otros lugares repletos de leyendas e historias estremecedoras que año tras año atraen a los turistas más curiosos e incluso a expertos de la parapsicología.

Sitios embrujados, psicofonías, lugares con un pasado estremecedor, apariciones sin explicación, avistamientos… Todo esto y mucho más es lo que esconden los 10 monumentos y palacios encantados de España, solo aptos para los más valientes. ¿Te atreverás a visitarlos?

El Palacio de Linares (Madrid)

La capital cuenta con numerosos edificios con leyendas e incluso edificios encantados como el palacio de Linares ubicado en plena plaza de Cibeles. La leyenda cuenta que en este edificio están presentes los fantasmas de los marqueses de Linares, José de Murga y Reolid y Raimunda de Osorio y Ortega, así como también su hija. Según la historia, el padre de José prohibió en su momento a su hijo casarse con la joven, ya que según se dice este sabía que eran hermanos fruto de una aventura que había tenido. El romance entre los dos hermanos tuvo como fruto una hija, pero tras su nacimiento ambos se enteraron de que realmente habían cometido incesto y para evitar habladurías acabaron asesinando a su propia hija y enterrándola en el propio palacio. Según cuenta la leyenda, el espíritu de la niña aún continúa recorriendo el palacio llamando a sus padres por las noches, así como sus llantos que hacen eco en las paredes y que han sido incluso escuchados por los trabajadores del palacio.

Palacio de Linares, Madrid

La Cruz del Diablo (Cuenca)

Cuenca está llena de leyendas y misterios y una de las más populares es la de la Cruz del Diablo. Según cuentan un muchacho bastante bravucón y juerguista que era hijo del oidor de la villa conoció a una hermosa joven llamada Diana, proveniente de otro lugar. Una hermosa forastera que llamó la atención del muchacho y a la que decidió engatusar en varias ocasiones sin ningún éxito. Pero un día para su sorpresa, Diana lo citó en la puerta de la Ermita de las Angustias y en una fría noche de tormenta. De repente un rayo cayó muy cerca alumbrando las piernas de la joven, es ahí cuando sus bellos y finos pies se convirtieron en pezuñas y cuando pudo contemplar como la dama se había convertido en el Diablo. El muchacho huyó corriendo hasta el Convento de Franciscanos Descalzos, cercano a la ermita y donde aún se puede ver la cruz a la que se agarró con todas sus fuerzas pidiendo ayuda divina. En ella aún puede verse la huella de su mano.

La Cruz del Diablo, Cuenca

Torre Salvana (Barcelona)

Esta fortaleza ubicada en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) es también apodada como el Castillo del Infierno y es originaria del Siglo X pasó por varias manos a lo largo de los años, ya que a pesar de que su base es románica, contiene modificaciones góticas y neogóticas. Actualmente el Castillo Torre Salvana es un lugar abandonado y referente de culto al misterio en Cataluña, que continuamente atrae visitas de curiosos que se atreven a intentar desentrañar sus misterios. En él se han recogido psicofonías, hay gente que asegura haber escuchado espadas y cañonazos, otros que aseguran haber sido testigos oculares de inquilinos espectrales y de ancianas con trajes blancos que gritan y otros que aseguran sentirse literalmente agarrados o como si alguien les tirase del brazo y otros miembros.

Torre de Salvana, Barcelona

Las caras de Bélmez de la Moraleda (Jaén)

El pueblo de Bélmez de la Moraleda se encuentra en plena Sierra Mágina, en la provincia de Jaén. Un pueblo que ha pasado a ser famoso en todo el mundo por un fenómeno paranormal ocurrido en una vivienda del pueblo situada en la Calle Real número 5 y que continúa atrayendo a curiosos y parapsicólogos. Todo ocurrió cuando el 23 de agosto de 1971 la propietaria de esta vivienda, Doña María Gómez Cámara de Pereira, descubrió en el suelo de cemento de la cocina una mancha extraña, que poco a poco fue adquiriendo el la forma de un rostro humano. Ante la extrañeza de lo que estaba sucediendo en su casa, avisó a su familia y vecinos, que no tardaron en contar la noticia al resto de vecinos. La imagen fue asociada a la de la Santa Faz que se guarda en la Catedral de Jaén. A pesar de ello, la familia intentó destruirla, pero en septiembre de ese mismo año una nueva figura apareció en su casa. Desde entonces las caras parecían en el suelo y paredes, mutando, creciendo y cambiando de forma, un hecho que atrajo a la opinión pública y medios todo el mundo. Algunos lo ven como fraude, otros como teleplastia y otros como mera casualidad, aún a día de hoy no hay una explicación lógica a este fenómeno. 

Pueblo de Belchite (Zaragoza)

En pueblo de Belchite es uno de esos lugares inquietantes de la geografía española, capaces de helarte la sangre. En él destaca la arquitectura estilo mudéjar que quedó arrasada durante un bombardeo en plena guerra civil en 1937 y que ha dejado este aspecto ruinoso que aún conserva a día de hoy. Un pueblo fantasma que también fue golpeado en su día por la guerra de la independencia española y del que el único recuerdo que queda son estas ruinas que se pueden visitar hoy en día. Pero la historia de este pueblo va más allá de lo histórico y es que también es una parada obligada para los amantes del misterio y de los fenómenos paranormales, por sus psicofonías, lamentos en forma de ecos, sonidos de guerra, presencias misteriosas y visiones que muchos dicen haber escuchado y oído.

Pueblo de Belchite, Zaragoza

Palacio del Escorial (Madrid)

El monasterio de El Escorial que encontrarás a 50 kilómetros de Madrid, es también uno de los lugares más misteriosos de nuestro país, rodeado de leyendas e incluso de apariciones de fantasmas. Tanto el monasterios, como el palacio real, la basílica, el panteón y la biblioteca, fueron construidos por orden del rey Felipe II, el cual estuvo muy presente durante la construcción. Según se dice, todas las construcciones fueron pensadas según conceptos de magia y religión y parece que incluso la silla de Felipe II está construida sobre un altar vetón donde se celebraban sacrificios humanos en la antigüedad. En la biblioteca del monasterio además se acumulan miles de libros y manuscritos de los siglos V al XVII, la gran mayoría dedicados a la brujería, la alquimia y los conjuros, muchos de estos libros prohibidos por la Iglesia.

Palacio del Escorial

El cementerio de La Carriona (Asturias)

¿Te imaginas haciendo una visita guiada por un cementerio? Pues el cementerio de La Carriona situado en Avilés (Asturias) es uno de los ejemplos de camposantos que cuentan con visitas guiadas para conocer un poco más sobre él desde el punto artístico e histórico. Y es que en él intervinieron algunos de los artistas más importantes, relacionados con la influencia de la burguesía indiana, como: Manuel del Busto, Federico Ureña o Cipriano Folgueras. De ahí la riqueza en la decoración de las tumbas según la posición social del inquilino final. Pero además de ser todo un referente en ese aspecto artístico, también cuenta con numerosas historias de muerte, misterio y espectros en la noche que han ido transformándose en leyendas entre los vecinos del barrio con el paso de los años. Sea ficción o realidad, lo que está claro es que la muerte y los cementerios siempre han dado pie a este tipo de historias de miedo.

Cementerio de la Carriona

El Parador de Cardona y la habitación 712 (Barcelona)

El Parador de Cardona es un castillo que te transportará a la misma Edad Media y que se encuentra a unos 100 km de Barcelona. Es uno de los hoteles más importantes de toda la red de Paradores repleta de rincones con encanto, pero también de historias ligadas a lo esotérico. Y no solo porque la arquitectura de este edificio parezca de cuento, sino porque al llegar al ala oeste de la séptima planta se encuentra la habitación 712. Una habitación que siempre está cerrada, a no ser que algún curioso se atreva a solicitarla. Y es que quienes han pasado la noche en ella, aseguran haber sentido presencias y fenómenos extraños como escuchar voces, ver moverse muebles o escuchar dentro ruidos cuando no había ningún huésped en su interior. Cuenta la leyenda que estos sucesos podrían tener su origen en el siglo XI, cuando una joven cristiana se enamoró de un musulmán y fue condenada por su padre a vivir encerrada en la Torre Minyona, donde cuentan que murió de pena y donde su triste alma aún se manifiesta con estos extraños sucesos en la habitación 712.

El Parador de Cardona, Barcelona

Museo Reina Sofía (Madrid)

También los viejos muros del Museo Nacional Reina Sofía han sido noticia a lo largo de los años de numerosos sucesos extraños que se han sucedido desde su inauguración en 1990. Además de un fantasma oficial, el museo cuenta también con una larga historia de sucesos sin explicación que han aterrado a muchos de sus trabajadores durante todo este tiempo. De hecho en 1998 el Gobierno de Alberto Ruiz Gallardón resolvió un expediente que se había puesto en marcha tras la denuncia de un trabajador del centro que pidió ayuda por las perturbaciones que un supuesto fantasma le estaba provocando en el Museo. Un fantasma que el trabajador aseguraba que tenía nombre y que se llamaba Ataulfo. Tras esta denuncia y tras varios testigos que afirmaron haber visto sucesos extraños en el interior del museo, el Gobierno de Madrid resolvió el expediente con una frase que ha pasado a la historia: “En virtud del Estatuto de Autonomía, la consejería carece de competencias en fenómenos paranormales”. Sucesos que podrían tener su origen en que antes de convertirse en un centro cultural y pictórico, fue un núcleo de reclusión de dementes y de niños abandonados, también fue hospital durante la Guerra Civil y más tarde prisión donde se hicieron torturas y ejecuciones. Una serie de circunstancias que han generado todo tipo de historias misteriosas sobre el museo.

Museo Reina Sofía, Madrid

Pueblo de Ochate (Burgos)

A sólo 14 km de la provincia de Álava y en pleno Condado de Treviño (Burgos) se encuentra Ochate. Una población abandonada desde mediados del siglo XIX en la que según afirman los curiosos y los expertos del mundo de los fenómenos paranormales, se producen todo tipo de avistamientos que han llegado incluso a ser investigados por la propia NASA y actividades fuera de lo normal. Todos ellos misterios que no han sido resueltos y que hace que cada año cientos de curiosos se acerquen a conocer las ruinas del ya bautizado como ‘Pueblo maldito’. Un pueblo que habría contado en el pasado con una pequeña población de familias que desaparecieron de la noche a la mañana por una serie de enfermedades que extinguieron su población por completo.

Pueblo de Ochate, Burgos

También te puede interesar...