El actor Paul Ritter, conocido por sus papeles en Chernobyl Harry Potter y el misterio del príncipe, entre otras películas y series, ha fallecido a los 54 años víctima de un tumor cerebral. "Con gran tristeza podemos confirmar que Paul Ritter falleció anoche", ha comunicado su agente.

Noticias relacionadas

En ese mismo texto, se explica que Ritter ha muerto pacíficamente en su hogar con su esposa Polly y sus hijos Frank y Noah a su lado. Descrito como inteligente, amable y divertido, el comunicado le recuerda como "un actor excepcionalmente talentoso que interpretaba una enorme variedad de papeles en el escenario y la pantalla con una habilidad extraordinaria".

Con una larga y distinguida carrera como actor de teatro, Ritter debutó en televisión en 1994 con un papel en la miniserie Seaforth, aunque todos le recuerden por haber interpretado a Anatoli Diátlov, el ingeniero responsable de la central nuclear de Chernobyl, y el supervisor de la fatal prueba de seguridad que resultó en el accidente por todos conocido.

La producción de HBO se convirtió en una de las mejores series del año 2019, recibiendo numerosas críticas positivas alrededor del globo. Chernobyl no fue el único proyecto exitoso en el que se vio envuelto el actor británico. Diez años antes, Ritter interpretó a Eldred Worple en Harry Potter y el misterio del príncipe.

Quantum of SolaceFriday Night DinnerGreat ExpectationsChasing Shadows han sido otros de los proyectos en los que ha participado el recién fallecido actor. "Devastado por esta noticia terriblemente triste. Paul era un ser humano encantador y maravilloso. Amable, divertido, súper afectuoso y el mejor actor con el que he trabajado", ha escrito Robert Popper en Twitter para despedir a su compañero y amigo.