Los festivales de música de verano eran los últimos que quedaban, pero era inevitable que el coronavirus también les afectara. Aunque todavía no han anunciado su cancelación, lo más probable es que todos lo vayan haciendo según se vayan despejando las dudas que ofrece suspender un evento de estas magnitudes. El primer revés se lo ha llevado el Mad Cool, el festival madrileño que ha anunciado que su cabeza de cartel, Taylor Swift, ha cancelado toda su gira mundial, lo que les afecta de lleno.

Noticias relacionadas

El evento ha emitido un comunicado en el que cuenta la noticia y reconoce, por primera vez, que cada día que pasa es más difícil que el festival se celebre. Debería tener lugar del 8 al 11 de julio, y a la vista de la situación actual todos dan por hecho que no se podrá celebrar.

Cuentan que siguen trabajando en la edición de este año, pero que quieren ser "sinceros y transparentes" con todo el mundo, y que por ello son conscientes que cada vez está más cerca esa cancelación. Era la primera vez en diez años que Swift iba a pisar un escenario español, y todos los focos estaban puestos en su actuación.

Los festivales de música van a ser unos de los más afectados por el confinamiento y las medidas de distanciamiento social, y muchos expertos no ven posible una celebración hasta el año que viene. En España son un motor económico y turístico que sufrirá un duro revés por todo lo ocurrido.

Es de esperar que el resto de artistas también cancelen sus giras y que los festivales españoles tengan que anularse definitivamente, aunque de momento siguen esperando a que la situación sea un poco más clara.